El Espía

OPINIÓN
| 06 AGO 2013, 12:00 AM

La alegría en casa del pobre dura poco, reza una frase popular. En el PRSC se produjeron varias reuniones de paños y manteles en las que todo terminaba color de rosa. Hasta Amable Aristy se había vuelto poeta, y alabó en Twitter los "vientos de unidad" que soplaban en el reformismo. Pero de repente, un grupo que se sentía excluido de una posible plancha de consenso, motivó a Aristy a encabezar una plancha rebelde que enfrente a una unitaria que se ha estado barajando, con Carlos Morales e Ito Bisonó a la cabeza.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya usted la huelga de los médicos del IDSS?