El Espía

OPINIÓN
| 19 ENE 2013, 12:00 AM

Lo que iba ocurrir hoy en el Dominican Fiesta era un choque de trenes, al decir de algunos, porque se trataba del escenario ideal para dirimir por otros medios lo que no pudieran hacer con sus estatutos y reglas internas. Pero que nadie se llame a engaño, sólo se trató de una posposición del pleito por unas cuantas horas, porque ayer mismo la gente de Hipólito dijo que "su" Comisión Política del martes va, y la de Miguel leyó íntegra y distribuyó la sentencia que expulsión y suspensión. O sea, que no habrá tiempo ni de ir a rezarle a la Virgen, a ver si evita que la sangre llegue al río.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya que la iglesia católica perdone a las mujeres que abortan?