El Espía

OPINIÓN |
15 MAR 2013, 12:00 AM

El presidente Medina le dio un plazo prudente a la Barrick para que se siente a negociar, y aunque no se ha dicho cuando termina el mismo, ya el gobierno empezó a "negociar" de su cuenta, al pararle a la minera una carga de doré. Se trata de un mensaje de por dónde vienen las cosas. Es el lenguaje de la "diplomacia" antes de soltar la caballería, por lo que si la Barrick entendió el mensaje debe darse cuenta que el pleito está "casao", por lo que hay que tomar asientos en las graderías, a ver si los canadienses tienen menudo para devolver.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?