OPINIÓN
| 20 FEB 2013, 12:00 AM

El Espía


La dirección de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) ha dado una soberbia demostración de democracia interna al dejar en manos de los maestros, mediante un plebiscito, si se acepta o rechaza la propuesta de aumento salarial de un 20%. Lo bueno que tiene el haber adoptado esta metodología, es que cuestiona a los dirigentes magisteriales de la izquierda que por siempe han "narigoneado" en el gremio. Además, pone contra la pared a los maestros y empleados en huelga en la UASD, quienes quizá se animen a tantear que dicen sus bases.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese