El Espía

OPINIÓN
| 20 DIC 2012, 12:00 AM

En la entrada al municipio Santo Domingo Norte por la avenida Hermanas Mirabal, donde se construye un puente peatonal, el letrero de "Hombres Trabajando" tiene dos fotos: Una del alcalde por el PRD, Francisco Fernández, otra del presidente Danilo Medina. Esta semana, la Sala Capitular de ese municipio declaró "Hijo Adoptivo" al ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, "en reconocimiento a la labor desplegada a favor" de Villa Mella. Evidentemente, y sin guardar apariencias, la Alcaldía tiene todos sus huevos puestos en una misma canasta, la gubernamental, que es lo mismo que decir que pinta morado.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya usted la huelga de los médicos del IDSS?