El Espía

OPINIÓN |
01 DIC 2012, 12:00 AM

"No hay sombreros para tantas cabezas", dijo Danilo en la transición para referirse a los muchos aspirantes y pocos puestos disponibles en la administración pública. Ayer se dio una versión parecida, por la enorme cantidad de ingenieros que se inscribieron en algunas provincias para tan pocas aulas a construir, por ejemplo en Santo Domingo, donde hubo 1,335 para 46 obras, a razón de unos 29 por cada construcción. En algunos pueblos por poco arrancan cabezas, y en Pedernales rompieron la tómbola. Ingenieros, compórtense.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se debe permitir que los civiles porten armas de guerra?