El PLD y el gobierno están lidiando con presiones de los desempleados en todos los niveles y hasta en partidos aliados como el MODA pidiendo ser nombrados en lo que sea. Algunos que se dicen ser “representantes de la base” se han dado a la tarea de ir a instituciones a amenazar a sus directores, como ocurrió en la regional de Educación de San Francisco de Macorís. Hace poco el representante del MODA en ese pueblo se declaró en huelga, y los dirigentes de ese partido en Europa comenzaron a renunciar para irse a otros partidos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese