OPINIÓN
| 20 FEB 2013, 12:00 AM

El infierno que no vemos


El castigo para las almas condenadas es el infierno. La voz infierno designa un lugar inferior, lugar subterráneo, colocado en un más abajo en el destino final de los hombres. La Enciclopedia Católica recoge descripciones muy gráficas de su particular geografía de sensaciones. El infierno es abismo, niebla, oscuridad, perdición, destrucción, corrupción. Los pueblos caídos experimentan todas sus versiones. La política criolla tiene su abismo de mentiras, niebla de impunidad, oscuridad de intenciones, perdición personal y corrupción moral. El país es una alberca de fuego, lago de azufre en donde todos damos brazadas cotidianas distraídos del infierno que no vemos. hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Cree usted que la Cámara de Cuentas hace su papel de seguimiento a la declaración jurada de bienes de los funcionarios?