Entre compinches

OPINIÓN |
27 MAY 2013, 12:00 AM

El pilón de la justicia sólo machaca granos pequeños. Así que ninguna sorpresa debe causar la decisión de la Fiscal del Distrito. El diseño institucional del Ministerio Publico obliga al agradecimiento. Aquí, muy pocos son más amigos de la verdad que de Platón. Nadie desfavorece al que le favorece. El carácter moral para afirmar, con hechos y palabras, que el poder no tiene amigos, sólo lo tuvo el muy mencionado y poco imitado Bosch. El ejemplar gesto se quedó estatuario, sin capacidad de reproducción. El poder político de ahora se ejerce entre compinches. La sanción será electoral o no será.

hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se debe permitir que los civiles porten armas de guerra?