Esperanzas

OPINIÓN
| 29 DIC 2012, 12:00 AM

Difícil sería la vida sin la esperanza de que el futuro va a ser mejor que el presente. Termina un año difícil en todo el mundo, con crisis económicas graves, guerras crueles y serias catástrofes atmosféricas.

La crisis en Europa, la amenaza de recesión en Estados Unidos y el lento avance en la redistribución de la riqueza en Latinoamérica (con nuestro país como evidente ejemplo) pueden tener causas muy diferentes. Pero con un componente en común: la crisis de la confianza de los ciudadanos en un sistema político que ya presenta graves fallas.

La democracia es definitivamente el mejor de los sistemas políticos posibles, pero no puede darse nunca por completada. Los partidos políticos y los políticos, han abusado de sus privilegios y de su poder y han amenazado la convivencia y el desarrollo de sus respectivos países. Aquí y allá.

2013 será sin duda un año de maduración y de reconceptualización de la política mundial. Los ciudadanos llevan dos años gritando en las calles. Alguien tendrá que escucharlos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya que la iglesia católica perdone a las mujeres que abortan?