Gastar sabiamente

OPINIÓN
| 17 DIC 2012, 12:00 AM

La Navidad es tiempo de regalar a los amigos y familiares y también a uno mismo, pero en la medida en que ha ido cambiando el mundo, es tiempo también de gastar sabiamente y de ahorrar para el año que viene.

Esa es la primera lección de la Navidad: no gaste todos sus ingresos en las fiestas. El doble sueldo o los ingresos extraordinarios de esta temporada, no son para gastarlos y tener un fuerte dolor de cabeza en enero. Son para gastar sabiamente y ahorrar para cubrir las cuentas de enero y más allá.

Muchas personas están utilizando los recursos extras de la Navidad para reparar la casa, pagar deudas y adquirir bienes que mejoren sus condiciones materiales de vida. Eso está muy bien. Lo malo es el despilfarro.

Vivimos tiempos inciertos y hay que ahorrar. El Trópico invita a vivir el hoy, pero hay que guardar algo por los accidentes que pasan en la vida. Desde la enfermedad hasta la pérdida del trabajo, hay que estar preparado para enfrentarlos.

La consigna de hoy es gastar sabiamente y ahorrar.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se manejaron correctamente los organismos de socorro frente a la tormenta Erika?