Haciéndose los p...

OPINIÓN
| 20 NOV 2012, 12:00 AM

El Fondo Monetario Internacional vino esta vez a hacerse el pendejo, como dice el pueblo.

Vinieron a decir que como no estaban aquí en los últimos meses todo se desmadró, olvidando que los números del presupuesto de este año fueron consultados con ellos y evidentemente dieron su visto bueno.

Es cierto que se gastó más, como en todos los años electorales, y por eso se exige una ley que regule el gasto en las campañas, pero que no vengan a decir ahora que eran ajenos a todo lo que certifican que pasó.

La impresión que se tiene es que la misión que nos visitó recientemente vino a hacerse la simpática con las nuevas autoridades para luego erigirse en la salvadora de la situación.

El problema, sin embargo, es que las cosas son diferentes. No hay recursos en el FMI para la República Dominicana ahora y por eso la misión lo que recomienda es un acuerdo de "post monitoreo", o sea de policía fiscal.

El país tiene que demostrar que podemos vivir sin injerencia. Es verdad que el acuerdo con el Fondo nos da credibilidad ante los acreedores internacionales, pero la "virtud doméstica" siempre dará mejores resultados que los cambios de política de los organismos internacionales.

El Gobierno tiene que estar consciente de que necesita activar la economía para que el país siga bien.

Austeridad no quiere decir, en términos nacionales, paralizar la economía. Quiere decir no malgastar los recursos. Y eso es lo importante.

atejada@diariolibre.com
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya usted la huelga de los médicos del IDSS?