Intervenir los barrios

OPINIÓN |
28 NOV 2012, 12:00 AM

El país carece de un plan contra la violencia. No me digan que el Plan de Seguridad Democrática fracasó porque nunca se aplicó como fue concebido, pero no era la herramienta para resolver el problema de la delincuencia en los barrios.

La delincuencia tiene múltiples facetas. Sus raíces no solo son económicas, sino también sociales, educativas, psicológicas y por la falta de hogares estables que inculquen valores.

La política represiva no puede terminar con la delincuencia porque viene después del hecho delictivo. Si a usted lo asaltaron y lo mataron, está muy bien que atrapen al asesino, pero para usted eso nada significa.

La prioridad es adelantarse al delito a través de programas de intervención en los barrios. Voy a poner un ejemplo que puede servir para que se entienda lo que quiero decir.

Los barrios necesitan promotores sociales que se encarguen de controlar cada vivienda y se aseguren de que los niños sean vacunados, vayan a la escuela y detecten tempranamente los problemas.

Algunas de esas personas, los que califiquen, pueden ser beneficiarios actuales de la tarjeta Solidaridad, que conocen bien el barrio y son respetados.

Ese control permitiría adelantarse a los problemas, quitaría peso a los hospitales, ayudaría a la educación y prevendría muchos otros problemas de los barrios.

De lo que se trata es de que los barrios, en lo que llegan los empleos, puedan sentir que no están solos y que la represión no es el único remedio para sus males.

Manos a la obra.

atejada@diariolibre.com
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese