La raíz del mal

OPINIÓN
| 12 MAR 2013, 12:00 AM

Churchill dijo de Rusia que era "un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma". La frase le cabe como anillo al dedo a la política criolla. El pragmatismo, el de siempre, el que practican desde tiempos de Lilís los políticos vernáculos, retuerce tanto la vida pública que nadie sabe ya a ciencia cierta donde se encuentra la raíz de nuestros males. Esa inclinación egoísta de buscar el provecho propio de nuestros hombres públicos hace pensar que la acción altruista no existe. Aquí, al parecer, todo huevo quiere sal. La esperanza muere sembrada en la tierra de la desconfianza. hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya usted la huelga de los médicos del IDSS?