OPINIÓN
| 11 ABR 2013, 12:00 AM

La sociedad líquida


Lo líquido cambia. Lo sólido permanece. Lo líquido es flexible. Lo sólido es rígido. En lo político, lo líquido se asocia a valores positivos como el cambio y la adaptación. Las democracias, por su flexibilidad, se asocian a la condición líquida. Las dictaduras, por su rigidez, se interpretan como sólidas. La sociedad política dominicana actual, heredera de una larga dictadura, es sólida. No hemos podido deshacernos de la resistencia al cambio, la severidad de las instituciones, la inconmovible insolidaridad con los más débiles y la recia negativa a buscar el consenso. La sociedad líquida calmaría la sed de justicia acumulada. hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya que los estudiantes de escuelas públicas sean carnetizados como medida de seguridad?