Las esperanzas renacen de nuevo

Los decretos del miércoles alegraron a algunos
OPINIÓN
| 28 ENE 2013, 12:00 AM

La lotería del Palacio es como algunas lottos, cuyos premios se anuncian en diferido. Se graban primero y después se ofrecen a los interesados.

Los compañeros y aliados estaban por lo menos orejeados cuando volvieron a importunar a los funcionarios con nombramientos.

Intuían que nuevos números serían cantados y que era cuestión de entrar en el sorteo aunque fuera de manera marginal.

El miércoles fueron dados a la publicidad algunos decretos, casi de sorpresa, pero los beneficiarios estaban abonados desde hacía tiempo.

Lo importante es que prendieron la maquinita de los decretos, y las posibilidades de muchos podrían hacerse realidad en la medida que las dichas sean buenas.

Dejaron de lado su mala cara y afloran de nuevo las bienaventuranzas. Que se quejaron tanto de Linda sin resultados que la creyeron imposible.

Ahora les alienta pensar que la verán primero que Daniel Santos, que perderá la voz cantando en Long Playing sin enterarse de las facilidades del CD.

Las cabezas estaban ahí ¿de dónde aparecieron los sombreros?
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe el gobierno reducir aun más los precios de los combustibles?