Medicamentos

OPINIÓN
| 23 FEB 2013, 12:00 AM

La Sociedad Dominicana de Cardiología se ha unido al grupo de instituciones que solicita ampliar el catálogo de productos médicos para enfermedades catastróficas que ofrece el Programa de Medicamentos Esenciales.

El Gobierno debe escuchar este pedido, pues estas enfermedades constituyen una carga imposible de soportar por las clases de menos recursos económicos del país.

Se trata de enfermedades en las cuales los pacientes están condenados a tomar medicamentos por toda la vida. Esos medicamentos, que gracias a Dios y a la ciencia médica, son cada día más eficientes, por otra parte, resultan cada vez más costosos para los pacientes, muchos de los cuales, para no decir la mayoría, no pueden costearlos. El resultado es que dejan de medicarse o lo hacen deficientemente y agravan su condición.

El Promese-CAL puede auspiciar un estudio que evalúe las necesidades, y crear un protocolo que permita a los pacientes crónicos acceder a las farmacias populares para obtener las medicinas que preserven sus vidas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya que la iglesia católica perdone a las mujeres que abortan?