OPINIÓN
| 18 FEB 2013, 12:00 AM

Repercusiones


La crisis europea, tarde o temprano, nos iba a afectar directamente. La Unión Europea desmontará gradualmente la ayuda con que impulsa el desarrollo de República Dominicana: 200 millones de euros menos.

Esa noticia del fin de semana se puede relacionar con el impasse sufrido por un grupo de turistas españoles, que se encontraron con la desagradable situación de comprobar que el turoperador que habían contratado no había desembolsado el pago del hotel en el que se alojaban en Punta Cana. La situación se resolvió, pero es un claro aviso a navegantes.

Ni nuestra economía está blindada, como dicen de cuando en cuando las autoridades, ni Europa está tan lejos, que sus crisis no nos afectan.

Como era de esperar, la ayuda al desarrollo desde Europa (y en especial desde España, por su monto) disminuirá. Muchos proyectos de campos tan dispares como el saneamiento de cañadas al fortalecimiento de las instituciones jurídicas, han sido posibles por estas ayudas. Veremos cómo nos afecta.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Apoya que los estudiantes de escuelas públicas sean carnetizados como medida de seguridad?