Thomas E. Pérez

OPINIÓN |
12 MAR 2013, 12:00 AM

La esperada nominación de Thomas E. Pérez, abogado hispano nacido en los Estados Unidos de padres dominicanos, como secretario de Trabajo de esa nación, es un enorme paso de avance para nuestro país y su gran diáspora.

Muchos se preguntarán, ¿y en qué nos beneficia esta designación, si ese señor no estudió, ni ha vivido en la República Dominicana?

En primer lugar, el hecho de tener padres dominicanos lo convierte en un hijo de la diáspora criolla que ha conocido todos los problemas que confrontamos al emigrar.

En segundo lugar, su designación tiene el propósito claro de empujar el proyecto de ley de inmigración del presidente Barack Obama y estamos seguros que todos preferiríamos a un dominicano de sangre dirigiendo ese proyecto que a cualquier otro.

Además, la visibilidad que dará a nuestros emigrantes la presencia en una posición de tanta relevancia de un hijo de dominicanos, será un empuje sin precedentes a los esfuerzos de tantos criollos por una tajada de poder en esa gran nación.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?