Un asunto de todos

OPINIÓN |
16 FEB 2013, 12:00 AM

Nadie quiere que el Sur quede condenado a su larga e injusta pobreza. Pero el patrimonio natural de la región, con esa joya llamada Bahía de las Águilas, es un asunto que incumbe a la nación entera.

Los sucesivos gobiernos dominicanos no han sido efectivos en supervisar el cumplimiento de las leyes medioambientales. Eso es indiscutible, está a la vista de todos.

A esa incapacidad -o a esa voluntaria dejación de responsabilidad- se une un inexistente planeamiento urbano y la falta de desarrollo equilibrado de los nuevos polos de población. Eso, también está a la vista de todos. A eso se añade la conocida facilidad con que se trasiegan y "readaptan" los permisos de construcción, de ruidos, de densidad (no hay ni que salir de la capital para verlo), los problemas de tráfico de personas y mercancías en la frontera, la fragilidad del ecosistema de la zona, el escándalo de los títulos de propiedad...

El Gobierno debe entender la desconfianza que ha despertado su insólita decisión sobre Bahía de las Águilas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se deben aumentar los requisitos para autorizar el porte y tenencia de armas de fuego?