¡Qué Cosas...!|29 mar 2013, 12:25 AM|POR EFE

Sarkozy bromea con que no piensa instalarse en Bélgica como otros franceses

BRUSELAS.- El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy bromeó hoy afirmando que no piensa instalarse en Bélgica, en relación con el polémico empadronamiento de multimillonarios franceses en suelo belga para evitar la nueva fiscalidad que aplica el vecino galo a las grandes fortunas.

"No pienso instalarme aquí. Me encanta Bruselas pero me iré esta misma noche", bromeó a los periodistas tras un acto en que otorgó la insignia de la Legión de Honor francesa al ministro belga de Asuntos Exteriores, el liberal Didier Reynders.

La cuestión de la domiciliación en el extranjero de algunos grandes patrimonios franceses ha sido uno de los centros de actualidad en Francia en los últimos meses, a raíz de la controvertida medida impulsada por el presidente del país, el socialista François Hollande, de hacer tributar con un 75 % a quienes ganen más de un millón de euros al año.

Uno de los casos más sonados es el del actor Gerard Depardieu, que tras las críticas recibidas en su país por decidir instalarse en Bélgica renunció a su pasaporte galo y adoptó la nacionalidad rusa.

El magnate francés Bernard Arnault, que controla el grupo de lujo LVMH, también ha trasladado el grueso de su fortuna a Bélgica y ha pedido la nacionalidad en este país, aunque ha negado en reiteradas ocasiones que se trate de un paso ideado para eludir impuestos.

El responsable de la comisión de nacionalizaciones del Parlamento de Bélgica, Georges Dellemagne, informó recientemente de que el número de ciudadanos franceses que solicita la nacionalidad belga ha aumentado entre un 15 % y un 20 % en los últimos meses.

Hasta este incremento en Bélgica se trataban cada año unas 12.000 solicitudes de nacionalización, de las cuales aproximadamente el 1 % correspondía a ciudadanos franceses.

El responsable de la comisión de nacionalizaciones no precisó las fechas exactas en las que se basa este cálculo, pero sí señaló que coinciden con el aumento de la presión fiscal en Francia.

En su primera visita a Bruselas desde que dejó de ser jefe de Estado francés, Sarkozy se ha reunido a título privado con el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el líder de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.