Revista|05 ene 2013, 12:00 AM|POR Yohanna Hilario

¡A jugar, niños! Es Día de los Santos Reyes

Experta recomienda regalar juguetes que contribuyan con el desarrollo de los pequeños
Los niños tienen una gran variedad para escoger.

SANTO DOMINGO. A través del juego, el niño revela sus habilidades, su carácter, sus defectos y virtudes. Con el juego, los niños se sienten libres, dueños de hacer cosas que espontáneamente desean, a la vez que desarrollan sus cualidades.

A propósito de la celebración mañana del Día de los Santos Reyes o de los Reyes Magos, Arelis García López, psicoterapeuta, del Centro de Psicoterapia Familiar, explica la importancia de obsequiar juguetes que ayuden al niño a estimular su desarrollo, y aboga por la integración familiar dentro de esta divertida actividad.

García López explica que la cotidianidad del día a día, el trabajo, los estudios…ya no dejan que los padres disfruten juntos a sus hijos el gran día.

Ciertamente, la magia de los Reyes se ha ido perdiendo con el paso de los años. Ahora muchos padres van a las jugueterías y el niño le dice: "quiero esto o aquello", y sólo por complacerlo, adquiere un juguete sin detenerse a pensar lo que está obsequiando y cómo repercutirá en el pequeño o pequeña.

"A través de un buen juguete se pueden inculcar muchos principios y valores: generosidad, dominio de sí mismo, entusiasmo, fortaleza, valentía, autodisciplina, capacidad de liderazgo y altruismo", detalla la especialista.

"Los juguetes se regalan con el firme objetivo de hacer feliz al niño, sin embargo es muy importante prestar la debida atención a lo qué se concede, pues para que sea de utilidad y aprendizaje se recomienda que se relacione con su edad y sus gustos. Los padres deben de evitar el mal hábito de comprar juguetes que desearon en su niñez y que ahora hacen proyección al obsequiárselos a sus hijos", señala la experta.

Recomendaciones

Dice que es muy importante el elemento de la edad, pues algunos juguetes se tornan peligrosos en manos de niños que no tienen las habilidades requeridas para su uso.

"Así como tomamos el tiempo para leer la cantidad de calorías que contiene un producto al momento de comprarlo, es vital que hagamos lo mismo al escoger lo que le vas a regalar a tu hijo, pues un juguete de piezas pequeñas y fáciles de desarmar es una bomba de tiempo en las manos de un niño menor de tres años de edad", advierte García López.

La terapeuta considera que el mejor juguete es el que le permite al niño reír con libertad, compartir con sus amiguitos y, sobre todo, el involucramiento de los padres.

La experta aconseja que para la integración familiar en el hogar no pueden faltar: los rompecabezas, juegos de mesa en general, juegos para desarrollar al aire libre… "pues son éstos los que integran la familia y se puede sacar el mejor provecho".

"No podemos confundirlo con cualquier hábito que se quiera desarrollar en el niño. Solo se acepta si es el niño que escoge el juguete relacionado con dicho hábito. Por ejemplo: regalar un bate de béisbol, sólo porque quieres que él sea pelotero o un traje de bailarina, porque tú quieres que sea profesional en esa área".

Destaca que los juegos educativos forman parte del desarrollo de todo ser humano, y que el simple hecho de dejar un aprendizaje, físico, psicológico o emocional en el niño que se involucre con él, ya eso lo hace educativo. La psicoterapeuta resalta que es responsabilidad de los padres escoger juguetes que realmente cumplan con el propósito inicial y que al mismo tiempo contribuya al desarrollo psicomotor del niño, pues en un futuro muchas de las conductas que exhibirán como adultos, son producto de acciones aparentemente inocentes que en su niñez fueron motivadas, ya sea verbal o a través de un juguete determinado.

La tradición

El día 6 de enero de cada año se celebra el Día de los Reyes Magos. Es uno de los días más esperados por los niños, dado que en España y muchos países de América Latina es la festividad elegida para que sus "majestades" hagan la entrega de los regalos a los niños.

La tradición es contarle mediante una carta -bien escrita y sin faltas de ortografía- a Melchor, Gaspar y Baltasar, lo bien que se han portado durante todo el año, y pedir los juguetes deseados. Ir a la cama, pero antes en un lugar de la casa colocar esa carta con un vaso de agua, algo de alimento y bebida para los Reyes y sus camellos.

Por la mañana, ir a despertar a los padres para que les acompañen a ver los regalos que les han dejado.. Suerte y ¡feliz Día de Reyes!

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.