Revista|07 ene 2013, 12:00 AM|POR Yohanna Hilario

Cuidado con las enfermedades de las encías

Las visitas al dentista con regularidad son la clave para mantener una buena salud bucal
Los niños también deben examinarse para prevenir la enfermedad de las encías.
Ver Todas las Fotos (2)

SANTO DOMINGO. Si su dentista le ha dicho que tiene una enfermedad de las encías o periodontal, haga su cita de inmediato. Las enfermedades periodontales pueden variar desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. En los casos más avanzados de la afección, los dientes se caen.

Ana Rodríguez, odontopediatra del Centro de Odontología Moderna, explica que la placa bacteriana es la única causa de la enfermedad de las encías. Su principal síntoma es la inflamación, y mientras más tiempo permanezca en la boca más repercusiones tendrá en ella y en los tejidos que soportan los dientes. Si no se retira de la boca se endurece y se convierte en sarro o cálculo dental.

Las etapas más frecuentes, según la experta en la salud bucal, son:

Gingivitis: que es la forma menos severa y hace que las encías estén rojas e inflamadas. Fácil de prevenir y revertirla.

Periodontitis ligera: Sucede cuando no se trata la gingivitis. Aquí ya se comienza a destruir el hueso y los tejidos que sostienen los dientes.

Periodontitis moderada o avanzada: si no se trata la anterior a tiempo y es la más grave de todas. Los dientes se aflojan de tal forma por la pérdida de hueso que ya el tratamiento es extraerlos.

Rodríguez explica que esto le puede ocurrir a personas que hacen de manera deficiente su cepillado y no utilizan los complementos necesarios (hilo dental y enjuagues bucales). En los adolescentes, los cambios hormonales y su dejadez para realizar la limpieza correspondiente, puede afectarle, pues este periodo suele ser más delicado ya que ha hecho el cambio de su dentición. También las personas con predisposiciones genéticas por herencia y las que tienen enfermedades sistémicas como la diabetes y la hipertensión arterial. Los pacientes epilépticos son propensos por el medicamento que usan para contrarrestar esta enfermedad. Pacientes con algún síndrome, sobre todo el de Down, pueden pasar por la mala experiencia.

¿Cómo sé si tengo la enfermedad?

"El color normal de las encías debe ser un rosa coral, si cambia de este tono a uno rojo chillón ya hay señales de una encía enferma. Un sangrado espontáneo al tocarse o cepillarse, dolor, halitosis (mal aliento), inflamación, cambio de la mordida por movimiento de los dientes, supuración (pus) y movilidad de los dientes, son importantes señales que anuncian lo compleja de la situación", explicala doctora.

En cómo se trata la enfermedad, señala que "el tratamiento va a depender de la gravedad o simplicidad del caso". "Si el pacientes está en la fase leve, una profilaxis (limpieza) dental puede revertirla, ayudándose con enjuagues especiales y el uso correcto del hilo dental", agrega. Sin embargo, en una fase media, se debe recurrir al periodoncista (especialista en esta área). Bajo anestesia, limpiará por debajo de las encías haciendo un raspaje de ese microorganismo que ya está invadiendo el hueso, y todos los tejidos que soportan los dientes. Y en fase alta, se realizará un levantamiento de encías o cirugía periodontal para hacer un curetaje y eliminar las bolsas periodontales que se han formado. "En ciertos casos, hay que ayudarse de antibióticos especiales que se le indicarán en la consulta y tras evaluar el tipo de bacteria", dice.

Es importante destacar que en estos casos el 30% de mejoría le recae al tratamiento que supervisa el odontólogo, y el 70% restante corresponde al paciente, es decir, que este problema requiere de mucha colaboración e higiene por parte de los que la padecen.

Otros problemas que van más allá de la boca

La enfermedad de las encías (enfermedad periodontal) es causada por microorganismos que pueden afectar el corazón, los riñones y cualquier órgano del cuerpo humano, ya que si no eliminamos la causa estamos en constante contacto con esta.

Todo lo que comemos y bebemos pasa por la boca, y es obvio que todo ya está contaminado. Para mantener sus dientes durante toda la vida, es necesario remover la placa bacteriana de los dientes mediante un cepillado frecuente y cuidadoso, y con la ayuda de la seda o hilo dental.

Las visitas regulares al dentista son importantes. La limpieza diaria mantendrá la formación de cálculos reducida a su mínimo, pero no la puede prevenir completamente. Una limpieza profesional efectuada por el dentista removerá los cálculos endurecidos que se hayan formado en sitios donde el cepillo no haya prevenido su formación.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.