Cultura|15 feb 2013, 08:19 AM|POR Diario Libre

Jóvenes artistas de Haití y RD exponen en Washington

La actividad se efectuó en el Museo de las Américas
Paul Altitor, Aníbal de Castro y Jose Manuel Insulza
Ver Todas las Fotos (2)
WASHINGTO, DC.- Las embajadas de la República Dominicana y Haití estrenaron aquí un nuevo enfoque de la relación bilateral al inaugurar una exhibición de obras de jóvenes pintores de ambos países con un mensaje de futuro al tiempo que se resalta la realidad de la geografía compartida y sus implicaciones.

Bajo el sugestivo título de On common ground: Dominican Republic and Haiti (Geografía compartida: República Dominicana y Haití), las dos embajadas apuestan por el futuro en una muestra que refleja la diversidad de la isla y simultáneamente convoca a un diálogo bajo la premisa de una renovación de ls ideas y las relaciones. Varios cientos de amigos de ambos países se reunieron para disfrutar la variedad pictórica en la isla de La Española en un desmentido práctico de las voces que descreen de los avances logrados entre las vecinas naciones.

Para reforzar el esfuerzo común, se sirvieron bebidas nacionales de los países.

El acto de apertura, encabezado por el embajador dominicano ante la Casa Blanca, Aníbal de Castro y su homólogo de Haití, Paul Altidor, así como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha sido hasta ahora el más concurrido en el Museo de las Américas, contiguo a la sede principal de la OEA en la capital norteamericana. Ambos diplomáticos dijeron sentirse altamente satisfecho con la calidad y número de los asistentes.

"Compartimos una historia, pero más importante aún, una visión de futuro", dijo durante su intervención el embajador de Castro. Explicó que los artistas participantes representan otra faceta del "deseo de un diálogo" entre los dos países. En cuanto a la importancia histórica de la isla y su impacto en un foro hemisférico como la OEA, recordó que fue precisamente en La Española donde se gestó la noción de los derechos humanos en el Continente, primero con la oposición de los sacerdotes dominicos al maltrato de los taínos y luego con la abolición de la esclavitud en los albores de la república haitiana.

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, recalcó a su vez la importancia de que la exhibición sea la primera en presentar conjuntamente el arte contemporáneo de Haití y la República Dominicana, y la definió como un una muestra de "las aspiraciones de ambos países de avanzar en nuestra relación".

En representación de la Organización de Estados Americanos y su Museo de las Américas, Insulza destacó el papel que juega el intercambio cultural en cuanto a "profundizar relaciones y ensanchar esos vínculos de buen entendimiento y de amistad que siempre buscan los países en sus anhelos de una mayor integración".

A la apertura de la exhibición, que se mantendrá hasta mayo, asistieron miembros de las comunidades haitiana y dominicana en Estados Unidos, del cuerpo diplomático, del Gobierno Federal y del congreso estadounidense, incluyendo el representante por el estado de Nueva York, Charles Rangel. El ministro de Cultura dominicano, José Antonio Rodríguez, estuvo representado por su Jefe de gabinete, Carlos Salcedo.

"Los jóvenes artistas dominicanos que presentamos aquí esta noche, Hulda Guzmán, Engel Leonardo, Natalia Ortega, Gustavo Peña y Julio Valdez, son los portaestandartes de una nueva generación de nuestro arte", señaló de Castro.

Geografía compartida: República Dominicana y Haití examina los sentimientos encontrados de frustración y amor de los habitantes de la isla, diferentes aspectos de sus reflexiones mentales y el deseo de permanencia y de alejamiento a través de los ojos del grupo de artistas emergentes. A pesar de las diferencias culturales y políticas, la muestra abre un espacio de aire fresco en los dos lados de la isla al tiempo que matiza la complejidad de las relaciones entre los dos países.

La curadora de la exposición, Gaël Monnin, cuestiona la búsqueda de soluciones sin antes examinar qué piensan los haitianos y dominicanos sobre el uno y el otro. Conjuntamente con las obras de arte, los artistas responden seis preguntas como fuente de un intento de diálogo. Por el lado haitiano participan Pascale Monnin, Jean Emmanuel, Marc Steed y Killy.

A la entrada y salida de la exhibición figura la escultura Sabiduría como un recordatorio de que las ideas preconcebidas al inicio del diálogo no son necesariamente las mismas posteriormente. El propósito es invitar a una conversación que se inicia en República Dominicana y Haití pero que está abierta al mundo sin restricciones de arte, historia o geopolítica.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.