.
HABLANDO CON EL PEDIATRA|18 feb 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

¿Qué puedo yo hacer antes de ver al médico si mi hijo tiene fiebre?

La temperatura normal del niño y del adulto es la misma y oscila entre 36-37.5 grados centígrados, pero puede variar, dependiendo del lugar o el momento en que se tome. Por la mañana, la temperatura corporal tiende a ser algo más baja que por la tarde, y con el ejercicio físico tiende a subir. Por ello, es recomendable, que niños y adultos, si van a hacer ejercicios, usen ropa ligera con mangas y pantalones cortos.

¿Cómo tomar la temperatura? Usted puede tocar la piel del niño con el dorso de su mano, y si le parece que tiene fiebre, debe asegurarse y tomarla con un termómetro. Hay varios tipos de termómetros: oral, rectal, digital, electrónico para la temperatura timpánica, de tiras plásticas y de mercurio. No importa el tipo que usted elija, lo importante es, que haya aprendido a usarlo bien. En el niño, el mejor lugar para tomarla es la zona axilar; no es la única.

Si a su hijo le subió la temperatura, usted puede mantener la habitación fresca y al niño en ropa ligera para facilitar la pérdida de calor. Debe medir la temperatura con el termómetro, no sólo con su mano. Temperaturas por debajo de 38.5 en un niño saludable, póngalo en observación, si está sobre 38.5, use compresas de agua tibia, nunca agua helada, ésta producirá escalofríos y más fiebre.

Puede usar analgésicos como acetaminofen o ibuprofeno, para hacer sentir mejor al niño, ya que la fiebre es la causa más común de cefalea en los niños. Y si se trata de un recién nacido o un niño por debajo de los tres meses de edad, llame de inmediato al pediatra o vaya a la emergencia.

Si su niño tiene fiebre, usted no debe usar enemas de agua fría, porque se corre el riesgo de producir una intoxicación hídrica, usar baños o compresas con alcohol, porque éste se absorbe por la piel, y nunca usar aspirina o algún producto que la contenga, porque se corre el riesgo de provocar una enfermedad muy seria conocida como síndrome de Reye.

La fiebre es sólo un síntoma. Entonces, lo lógico sería preguntarse ¿por qué está mi hijo haciendo fiebre?, encontrar la causa e instaurar el tratamiento más adecuado. La fiebre es un mecanismo de defensa en un niño o adulto inmunológicamente saludable y competente. Es algo bueno, porque el cuerpo humano, al elevar su temperatura, le está creando un medio hostil al virus o a la bacteria que en ese momento le pudieran estar atacando.

Puede hacer sus preguntas al pediatra al e-mail: marcosdiazguillén@gmail.com

Marcos Díaz Guillén
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.