Cine|21 feb 2013, 12:00 AM|1|POR Mario Núñez Muñoz

"Los miserables", un canto a las emociones

Llevada al cine y la televisión en varias ocasiones, es un clásico que se reinventa periódicamente
Una de las escenas del filme "Les Misérables", de Tom Hooper.
Ver Todas las Fotos (2)

SANTO DOMINGO. En el mundo de la narrativa, la novela romántica "Los miserables", del francés Víctor Hugo, ocupa un lugar principal. Publicada en el año 1862, cuenta la historia de Jean Valjean, un ex presidiario a quien su pasado le persigue en la persona del implacable comisario Javert.

En su largo camino, Valjean sufre una transformación y se relaciona con toda una galería de personajes que dan cuenta de las miserias y esperanzas de la Francia postrevolucionaria, atravesada por la derrota de Napoleón y la restauración monárquica. Llevada al cine y la televisión en varias ocasiones, es un clásico que se reinventa periódicamente. Ahora la forma escogida es lo novedoso, ya que por primera vez se realiza una versión musical. Nominada en ocho categorías a los premios Oscar, es una de las películas más relevantes del año.

Síntesis y estilos

Cualquier acercamiento a la novela desde el cine obliga a una síntesis narrativa, pero en este caso, además, al ser un musical, se elaboran cuadros o escenas para el canto de los protagonistas.

Esto impacta también en la construcción de los personajes. Poco espacio hay para sutilezas, en general están condensados y cargados de expresividad. La puesta en escena tiene elementos de la ópera y del videoclip; en su articulación mucho tiene del lenguaje del cómic, como los saltos de tiempo y de espacio.

El dilema, eje narrativo

Valjean es un personaje entre la espada y la pared. El dilema es una constante en su accionar, siempre debe elegir un camino, entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto. Pero también es la consigna de los demás personajes, ser o no ser, ir o no ir. Ello otorga al relato gran intensidad, nada es secundario, todo resulta vital en cada uno.

Dos mundos

Hugh Jackman interpreta a Jean Valjean, Russell Crowe a Javert. Son seres que colisionan, París es un mundo demasiado pequeño para ambos, uno debe sucumbir. Jackman demuestra que, además de cantar, tiene gran amplitud de recursos dramáticos; de su lado, Crowe suena algo menos afinado, pero confirma que se mantiene vigente en gran forma.

La música

La música es brillante, destacándose el uso de los instrumentos de cuerdas, con sonoridades en todos los matices. Bellas son las canciones en solos, dúos, tríos, cuartetos y coros. Cantos épicos, atmósferas opresivas y mundos sublimes se suceden en una larga cadena de episodios, que van ascendiendo paulatinamente a un clímax. Sorprenden con sus voces los maduros actores, pero tanto más los jóvenes talentos.

Si bien la estética cambia, se mantienen los elementos principales del relato original. Es una historia de amor y redención moral, en un contexto político y social turbulento. La música en primer plano, lejos de esconder el drama, lo acentúa, apelando a las dimensiones más profundas de la percepción audiovisual.

Recomendable para todo tipo de espectador interesado en conocer el arte de nuestro tiempo y dispuesto a someterse a los vaivenes de la emotividad.

Ficha técnica

Les Misérables. Reino Unido 2012. 158 minutos.

Dirección: Tom Hooper

Guión: William Nicholson& Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg &Herbert Kretzmer, basados en la novela de Victor Hugo

Fotografía: Danny Cohen

Música: Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg

Intérpretes:

Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway,

Amanda Seyfried, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter,

Eddie Redmayne, Aaron Tveit,

Samantha Barks, Daniel Huttlestone.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.