Salud|06 mar 2013, 12:00 AM|POR Himilce Amelia Tejada

¿Cansado todo el día?

La falta de un sueño reparador, de esos que nos hacen levantarnos como nuevos, puede estar relacionado con problemas médicos.

SANTO DOMINGO. Es una realidad que la mayor parte del tiempo vivimos por encima de nuestras capacidades físicas: nos creemos con superpoderes, e intentamos hacer de todo sin comer ni descansar adecuadamente. Después nos sorprendemos de que el cuerpo nos pase factura. Vivimos literalmente… cansados todo el día.

Comer saludablemente con la combinación adecuada de proteínas, carbohidratos complejos, frutas y vegetales, ciertamente nos proporciona energía y resuelve parte del problema.

Sin embargo, es importante que se sepa que la causa más común de fatiga es producto de la falta de sueño. ¿No les ha pasado que se levantan con el mismo cansancio que se acostaron aún habiendo estado en cama por ocho horas seguidas?

La falta de un sueño verdaderamente reparador, de esos que nos hacen levantarnos como nuevos, puede estar relacionado con problemas médicos: asma, reflujo gástrico, desórdenes del sueño, ansiedad… Si cree que puede estar padeciendo alguno de éstos, consulte con su médico.

No tiene siquiera que intentar explicar por qué se sobrecarga: le ha asignado a su cuerpo y mente una carga imposible de trabajo. Para llevar a cabo la misión y no morir en el intento, necesitará una combinación regular de buena salud, ejercicios, dieta balanceada, claridad mental y buena cantidad de sueño y descanso.

¿Qué nos causa la fatiga?

La lista incluye, aunque no se limita:

• Estrés y fatiga mental, posiblemente debido al cumplimiento de un horario imposible.

• Padecimientos de tipo médico: anemia, hipotiroidismo, problemas cardiacos, diabetes, depresión.

• Uso de medicamentos: algunos antihistamínicos y antidepresivos, medicamentos para la presión arterial, pastillas para dormir, etc.

• Falta de ejercicio y mala condición física

• Falta de sueño

• Obesidad

• Deshidratación: es el ladrón silencioso de nuestra energía, porque ralentiza el metabolismo. El cuerpo utiliza agua para poner a funcionar el sistema digestivo y transportar los nutrientes que necesita.

Y porque no podía ser menos, la comida y su dieta diaria pueden contribuir a su fatiga constante o a mejorarle la vida. Permítanme explicarles:

Una alimentación basada en carbohidratos simples (jugos, galletas, dulces) se digiere de forma muy rápida, aunque de primera instancia nos llenen de energía. Los carbohidratos complejos, los que incluyen fibra (cereales integrales, manzanas, zanahorias, auyama…) se "rompen" más lentamente y nos proveen energía en un flujo constante. Lo ideal es la combinación de alimentos de ambas clases para mantenernos despiertos todo el día y dormir de noche. Puede comenzar llevando un diario por dos semanas donde anote lo que come usualmente y el efecto sobre su ánimo y vitalidad. Con esta información, tome decisiones.

himilcetejada@live.com

Algunos consejos:

Desayune:

Al levantarse, su cuerpo necesita combustible para arrancar. Si sale a trabajar con el estómago en pijamas, su cuerpo y mente seguirán dormidos.

Meriende como la gente: Cuente calorías si está acostumbrado, pero no se pierda de disfrutar de una manzana, un guineo, unas galletas con queso… incluso algunos frutos secos.

Consuma alimentos con magnesio:

Mineral presente en el yogurt, el queso fresco desnatado. Algunos estudios han demostrado que el magnesio asiste las enzimas que son necesarias para el metabolismo de las proteínas y los carbohidratos.

Hablando de proteínas:

Incluya en su dieta sardinas, salmón, huevos, pollo y pavo.

Manténgase hidratado: Consuma agua y frutas acuosas como el melón, la sandia, las uvas y las manzanas.

Respire:

Lo hace inconscientemente, pero… lo hace bien? Respirar como Dios manda envuelve el uso de los músculos abdominales para que el flujo de aire se maximice y mantenga todas las células en forma.

¡Muévase!:

Sobre todo si tiene un trabajo sedentario. Esto mantendrá circulando su sangre, mejorará su circulación y mantendrá alto su nivel de energía.

Saque tiempo para usted, haga algo que le plazca:

Así sea pintar, leer un libro o visitar amigos. Le alegrará el espíritu y bajará sus niveles de estrés que contribuyen a su fatiga mental.

Por último, aunque no menos importante:

Busque y mantenga el balance. En su vida o su energía, aprenda a balancear, a priorizar y disfrutar su vida. Dicen que se vive en un ratito…

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.