Sociedad|09 dic 2012, 09:36 AM|POR Diario Libre

Xi Jinping da un nuevo estilo a su primera gira nacional

La visita evoca el histórico "viaje al sur" que emprendió Deng en 1992
Xi Jinping
PEKIN- El nuevo líder chino,Xi Jinping,que ha prometido dar prioridad a la lucha contra la corrupción y la burocracia excesiva, ha mostrado un nuevo estilo en su primera gira nacional tras ser elegido, a Shenzhen y Cantón, de la que incluso ha pedido que se mantenga en un plano discreto.

La visita, que concluye hoy, representa un homenaje al padre de la modernización del país en las últimas décadas, Deng Xiaoping, y a su propio padre, Xi Zhongxun, encargado de crear las zonas económicas especiales de las que Shenzhen fue la primera y que sirvieron de motor para el resto del país.

Con ella, los analistas consideran que el nuevo secretario general del Partido Comunista de China (PCCh), que asumió el cargo hace tres semanas, quiere indicar su apoyo al camino de las reformas.

La visita evoca el histórico "viaje al sur" que emprendió Deng en 1992 para apoyar la apertura económica en momentos en los que era incierto qué senda tomaría el país tras la matanza de Tiananmen de 1989.

El viaje de Deng inclinó definitivamente a China por la senda de las reformas económicas, lo que abriría el camino al desarrollo que desde entonces ha experimentado el país.

Xi ha visitado varios de los lugares que recorriera Deng en aquel viaje, como la aldea pesquera de Yumin, hoy una próspera localidad, o la colina del Loto de Shenzhen, donde se encuentra una estatua de
bronce dedicada al antiguo hombre fuerte chino.

En su viaje -del que los medios oficiales chinos aún no se han hecho eco- el nuevo secretario general ha adoptado un estilo completamente diferente, mucho más relajado, del de sus predecesores
en este tipo de visitas, hasta ahora rodeadas siempre de un fuerte aparato de seguridad y sin un solo momento espontáneo.

El sábado, durante su visita a la colina del Loto, los turistas ya quedaron sorprendidos cuando, de manera contraria a lo habitual, se les indicó que podían permanecer en el parque durante la visita del líder.

Muchos de ellos quedaron más sorprendidos aún cuando tras rendir homenaje a la estatua de Deng, un Xi descorbatado y con el primer botón de la camisa desabrochado se les acercó para darles la mano, e
incluso accedió a contestar alguna pregunta de un par de periodistas de Hong Kong que se habían acercado al lugar.

"El camino de la reforma y de la apertura es el correcto. Debemos mantenernos por esta vía y lograr nuevos progresos", señaló a la cadena de televisión de Hong Kong Phoenix TV.

El nuevo secretario general ha dado órdenes de que su visita se mantenga en un plano discreto, sin las grandes recepciones o las alfombras rojas de antaño, y que ni siquiera se interrumpa el tráfico para dejar paso a su comitiva.

Estas medidas han causado el entusiasmo de los internautas, que en las redes sociales señalan que "mantener una actitud discreta ahora es señal de confianza".

Las fotografías de un Xi muy relajado que saludaba sonriente a los viandantes desde el minibús en el que se desplazaba han sido reenviadas decenas de miles de veces en las redes sociales.

Incluso los lugares que ha visitado parecen haberse seleccionado para dar una imagen más innovadora y moderna.

Así, una de sus paradas el viernes fue la empresa de comunicación por internet Tencent.

En sus comparecencias públicas desde su nombramiento como secretario general, Xi, que se convertirá en presidente del país el próximo marzo, ha hablado en favor de las reformas y ha señalado la lucha contra la corrupción -una de las principales preocupaciones de los ciudadanos chinos- como una de sus prioridades.

En una reunión con la cúpula del Partido Comunista el martes, instó a eliminar la ostentación. En ese encuentro quedó aprobado un nuevo reglamento, que estipula, entre otras cosas, que las reuniones oficiales deberán ser cortas y ajustarse a los temas a tratar, y las visitas oficiales tendrán que ser "tan simples como sea posible".

Pero aunque el comienzo de su gestión haya dado señales esperanzadoras, los internautas -y los analistas- aún se muestran cautos sobre la verdadera voluntad reformista del nuevo líder.

"El cambio auténtico sería una guerra contra la corrupción", señala alguno, mientras otro apunta que "la falta de controles dem tráfico en una visita oficial es un comienzo. Pero por favor, levanten también los controles sobre internet".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.