Sociedad|28 feb 2013, 8:04 PM|7|POR EFE/Lucía Leal

EEUU promete retar "líderes populistas" y minimiza influencia iraní en Latinoamérica

Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para Asuntos Hemisféricos, comparece ante el subcomité de la cámara baja para el Hemisferio Occidental en Washington. AP
WASHINGTON.- La secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, aseguró hoy que su país defenderá la democracia ante los "líderes populistas" del continente y minimizó la influencia que tiene Irán en los países de la región.

Jacobson se pronunció así en una audiencia ante el subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes de EE.UU., en la que habló sobre las oportunidades y retos en Latinoamérica en el segundo mandato del presidente Barack Obama, en el que Estados Unidos tiene un nuevo titular de Exteriores, John Kerry.

"En algunos países (del continente), los líderes populistas que son impacientes o incluso irrespetuosos con los procesos de la democracia están cerrando o subyugando medios independientes y buscando controlar tribunales y parlamentos", indicó Jacobson.

"Estamos trabajando a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) para proteger la libertad de expresión", aseguró. "Seguiremos pronunciándonos para defender instituciones fuertes e independientes de la democracia". EE.UU. ha analizado de cerca la situación en Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez, reelegido en los comicios de octubre, no pudo jurar su nuevo mandato (2013-2019) el pasado 10 de enero debido a sus problemas de salud, y opina que en el caso de que el mandatario quede permanentemente inhabilitado para ejercer el poder, deberá haber elecciones en el país.

Al respecto, Jacobson consideró hoy que, ante la posibilidad de que se produzca una transición política en Venezuela, "Estados Unidos tiene un papel que representar", al defender en la OEA y en sus intercambios con los venezolanos "la necesidad de que cualquier elección sea libre, abierta y justa". La responsable de EE.UU. para Latinoamérica también se refirió a la creciente actividad de Irán en el continente, ante la que el Departamento de Estado está elaborando una estrategia de respuesta que ella misma está coordinando y que entregará al Congreso en junio. Jacobson reconoció que Irán ha firmado "muchos acuerdos diplomáticos y actividades en la región", pero aseguró que "no parece que estén dando frutos".

El informe que elabora Estados Unidos tendrá una buena parte clasificada, según adelantó, aunque también una porción pública que reflejará "lo que hacemos para supervisar la influencia de Irán y responder cuando se violan las sanciones". "Gran parte de lo que creemos que es crítico para responder a Irán es trabajar con otros países, para ver si hay información que podamos compartir", afirmó. "No siempre es posible, pero muchos países están preocupados de no tener la información que necesitan para supervisar ellos también (las actividades iraníes)". El Congreso aprobó el año pasado una ley que obligaba al Gobierno de Obama a elaborar una estrategia al respecto y describir detalladamente las actividades de Irán, su Guardia Revolucionaria, sus Fuerzas Quds y el grupo libanés Hizbulá. Según esa ley, Irán ha construido 17 centros culturales en América Latina y en la actualidad mantiene once embajadas, en comparación con seis en 2005. El Departamento de Estado también enviará al Congreso "lo antes posible" otro plan: el acuerdo que firmaron hace un año la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el expresidente mexicano Felipe Calderón, para permitir la explotación de los yacimientos de hidrocarburos que estén en la frontera común en el Golfo de México. "Déjenme asegurarles que este acuerdo será enviado al Congreso, y confío en que podamos contar con el apoyo de todos", dijo Jacobson. El Gobierno de Obama aún tiene dudas sobre si el acuerdo con México es un tratado, que necesitaría aprobación del Congreso, o un simple pacto que no la requiere, según indicó una fuente legislativa al diario especializado The Hill. En caso de que decida que es un tratado, algo que Jacobson no precisó hoy, deberá ser ratificado por el Senado y la Cámara baja antes de que pueda comenzar la exploración conjunta de los yacimientos transfronterizos. La energía es, precisamente, una de las tres áreas en las que Jacobson ve más oportunidades en el continente, junto a la educación y la defensa de la democracia y los derechos humanos, según indicó. Destacó el "excelente trabajo" que ha hecho Colombia en la mejora de su seguridad, hasta el punto de que "en muchas ocasiones saben hacer las cosas mejor que Estados Unidos" en esa área; y consideró que la alianza con el nuevo Gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto "ha tenido un gran comienzo" en la cooperación de seguridad. En cuanto a Cuba, confió en que haya "cambios en el terreno político en los próximos cinco años, porque hasta ahora" sólo han "visto avances en los derechos económicos".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.