Sociedad|09 may 2013, 12:49 PM|POR EFE
GUARDADO EN:desaparecidos, Cleveland, secuestradas, familias

Caso de Cleveland despierta esperanzas entre las familias con desaparecidos

La mayoría de sus vecinos expresaron su alegría por el hallazgo con vida de las tres jóvenes
Tonia Adkins distribuye volantes que llaman la atención sobre el caso de su hermana, Christina Adkins, en la calle de donde Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight fueron encontradas EFE
CLEVELAND.- La vivienda de Cleveland donde el lunes se descubrieron a tres jóvenes que desaparecieron hace una década, se está convirtiendo en un lugar de peregrinaje de otras familias que han perdido a seres queridos y esperan que el caso les ayuda a localizar a sus desaparecidos.

Tania Adkins deambula junto con su madrastra entre el gentío de los medios de comunicación que se agolpan frente a la casa de Ariel Castro donde el lunes, vecinos y la policía de Cleveland encontraron y rescataron a tres jóvenes que llevaban desaparecidas desde hace una década.

Tania lleva una camiseta con tres fotografía de su hermana Christina. Su madrastra una pancarta colgada al cuello.

Christina Adkins desapareció en 1995 en las cercanías de la casa de Castro, acusado por la policía del secuestro, violación y otros abusos físicos de Amanda Berry, Georgina (Gina) DeJesús y Michelle Knight, las tres jóvenes que el lunes surgieron de una década de horrores del número 2207 de la Avenida Seymour.

En la noche del lunes, tras regresar a su casa después de trabajar, los vecinos de Tania le avisaron de que a pocas manzanas la policía había rescatado a tres mujeres que había desaparecido cuando eran adolescentes.

"Mis vecinos vinieron corriendo en la casa. Pensé que algo malo había pasado con alguno de sus familiares y que necesitaban ayuda.

Pero me dijeron que encendiese la televisión, que a lo mejor Christy podría estar allí", declaró Tania a Efe.

En vez de ir a la casa de los horrores de la Avenidad Seymour, Tania empezó a recorrer los hospitales con la esperanza de que una de las tres jóvenes fuese su hermana, desaparecida poco días antes de cumplir los 18 años de edad y cuando estaba embarazada de cinco meses.

"Mi esperanza es que fuese una de las chicas de la casa y que estuviese en el hospital. Realmente esperaba que estuviese viva. Renovó nuestras esperanzas" explicó.

Tania no es la única que se ha acercado a la vivienda de Ariel Castro en las últimas horas con la esperanza de encontrar a un familiar desaparecido.

Los rumores estallaron el miércoles cuando se supo que agentes del FBI enfundados en monos blancos, con palas y un perro entrenado para seguir rastros estaban registrando una vivienda situada cerca de la casa de Castro.

Uno de los primeros nombres que ha surgido como otra posible víctima de Castro es Ashley Summers, quien desapareció cerca de la Avenidad Seymour en 2007 cuando tenía 14 años de edad.

En principio la policía de Cleveland consideró que Ashley había escapado de su hogar porque su desaparición se produjo poco después de una pelea con su familia. Pero según medios locales, posteriormente la policía vinculó su caso con el de Berry y DeJesús.

Aunque las familias de las tres jóvenes rescatadas han agradecido públicamente la actuación de la policía de Cleveland, en el pasado al menos la familia DeJesús criticó que las autoridades policiales parecieron no tomarse su caso en serio cuando se denunció la desaparición de la joven.

Tania Adkins también criticó cómo la policía de Cleveland y el FBI han tratado el caso de su hermana.

"No he recibido ninguna ayuda o información ni de la policía ni del FBI que me haga pensar que están haciendo algo por el caso de mi hermana" dijo Tania mientras repartía entre los curiosos hojas con fotografías de su hermana frente a un árbol navideño.

Durante años, la familia de DeJesús repartieron periódicamente hojas similares con la esperanza de que alguien reconociese a Gina y les diese una pista de su paradero.

Nadie se podía imaginar que la joven se encontraba secuestrada en el mismo barrio y a pocos kilómetros de su casa.

Vecinos de DeJesús dijeron a Efe que es muy difícil para la comunidad portorriqueña de Cleveland creer que alguien de la familia Castro esté implicado en el secuestro de las tres jóvenes.

"Los Castro son bien conocidos aquí, tienen negocios e incluso están un poco metidos en política. Son una buena familia. Aunque Ariel parece que es la oveja negra", declaró a Efe un vecino de la familia DeJesús.

Pero la mayoría de sus vecinos expresaron su alegría por el hallazgo con vida de las tres jóvenes.

"Es una impresión para la comunidad, no sólo para la de Cleveland sino para toda la comunidad hispana. Estamos bien contentos, bien agradecidos a Dios porque Dios ha hecho un milagro de que estas muchachas aparecieran. Y especialmente como la mamá de Gina decía esta mañana, este es el mejor regalo del Día de la Madre" dijo a Efe, Luis López, uno de los vecinos de la familia DeJesús.

Tania espera su propio milagro y que su hermana Christine reaparezca con vida.

"Todavía tengo renovadas esperanzas de que la podremos encontrar viva a pesar de que han pasado 18 años. Sentimos que con la cobertura de los medios de comunicación ahora podamos encontrarla".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.