.
Elecciones USA 2012|07 nov 2012, 4:44 PM|POR EFE

Florida aún está recontando miles de votos para poder dar datos finales

Se han contabilizado 8.374.589 votos, de un total de 11.934.446 electores registrados para votar
MIAMI (EE.UU.).- El recuento oficial de los votos en Florida, que muestra una ventaja de algo más de medio punto del presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre su rival republicano Mitt Romney, continúa hoy mientras en algunos condados se realiza un reconteo de las papeletas ausentes o provisionales.

Según los últimos datos de la División Electoral del Departamento de Estado de Florida sobre las elecciones presidenciales en EE.UU., se han contabilizado 8.374.589 votos, de un total de 11.934.446 electores que estaban registrados para votar, lo que supone una participación del 70,17 %.

De todos ellos, 4.097.511 votos fueron para el candidato republicano Mitt Romney, lo que supone el 49,29 % del total; mientras que 4.144.924 apostaron por el demócrata Barack Obama, lo que representa el 49,86 %.

El hecho de que la diferencia entre ambos (0,57 puntos) supere el medio punto porcentual no obliga automáticamente a un recuento de votos, según la legislación estatal.

Sin embargo, el estrecho margen que sí se registró en determinados condados de Florida hace necesario el escrutinio de los votos emitidos por ciudadanos ausentes el día de la elección (lo que se conoce como voto ausente), así como de otros votos provisionales sujetos a revisión, para dar por definitivos los resultados electorales en este estado.

Sólo en el condado de Miami-Dade, el que registró un mayor número de problemas, se calcula que quedan por contar cerca de 20.000 votos ausentes, mientras que en el condado de Pinellas, en la costa oeste de Florida, suman cerca de 9.000, según las autoridades electorales.

"Ha habido un retraso en el resultado final, no por problemas en el proceso ni técnicos, sino debido al alto volumen de participación", dijo hoy en una rueda de prensa Christine White, supervisora electoral.

Los "votantes se mostraron entusiastas" y el número de votantes alcanzó el 65 %" en Miami-Dade, con una cifra de participación récord en el condado, agregó White.

Según el sistema de elección presidencial indirecta de Estados Unidos, Obama necesitaba 270 votos en el Colegio Electoral para adjudicarse la victoria y en la noche electoral se aseguró 303, de modo que no necesita los 29 pendientes de Florida para quedarse en la Casa Blanca.

Este retraso ha resucitado el fantasma de lo ocurrido en 2000 en Florida, cuando se tardó semanas en dar a conocer que el republicano George W. Bush había ganado al demócrata Al Gore por 537 votos.

La situación de Florida "refleja de nuevo la pobre imagen" del estado "en términos de su capacidad y competencia para administrar unas elecciones", señaló hoy a Efe Daniel Smith, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Florida.

El experto lamentó la incapacidad de las autoridades de Florida para "llevar a cabo una elecciones limpias y transparentes", cuando, según sus cifras, todavía quedan unos 100.000 votos provisionales sujetos a revisión. "Quedan por contar cerca de 100.000 papeletas provisionales, aquellas que no se han podido contabilizar en el condado de Miami-Dade u otros por problemas en el registro o bien porque no está actualizado o porque el votante se mudó de condado", explicó.

En ese sentido, avanzó que es muy probable que los resultados oficiales no se hagan públicos hasta el próximo sábado. Sin embargo, las autoridades electorales indicaron que quizá a lo largo del día se podrán ya ofrecer resultados finales.

Los mayores problemas se registraron en el condado de Miami-Dade, el más populoso de Florida, en el que los votantes soportaron largas colas a las puertas de los colegios electorales y pasada la media noche aún había gente depositando su voto.

El propio alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, expresó anoche su frustración por la situación que se vivió en numerosos centros electorales, con colas y esperas interminables hasta altas horas.

"No estoy contento con lo que ha pasado", señaló malhumorado a los medios la pasada noche. Y es que un gran número de personas se quedó haciendo cola a las puertas de varios colegios electorales tras su cierre oficial a las 19.00 hora local (00.00 GMT del miércoles).

La alta concurrencia de votantes y el trámite del plebiscito, que ocupaban una decena de páginas, extendieron la votación en varias partes de Florida hasta pasada la medianoche.

La supervisora de Elecciones de Miami-Dade, Penélope Townsley, dijo en la madrugada que la concurrencia de votantes "fue la más grande en la historia del condado y eso había contribuido a cuánto tiempo llevó completar la votación".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.