"Acorralar a un homosexual es condenarlo al suicidio"

  • Dice que la homosexualidad no es una condición de ahora ni es impuesta, sino que existe desde los orígenes de la humanidad
César Mella, psiquiatra

SANTO DOMINGO.-La homosexualidad en un adolescente es el trance más difícil cuando se enfrenta al hecho de salir del clóset, sobre todo si viene de familias rígidas, tradicionales que no entienden esa preferencia sexual, según cuenta el psiquiatra  César Mella.

Advierte que acorralar a un muchacho homosexual es condenarlo al suicido o a la exclusión social.

Dice que la homosexualidad no es una condición de ahora ni es impuesta, sino que existe desde los orígenes de la humanidad y  considera que debe ser aceptada.

"Mucha gente se pasa gran parte de su vida siendo un homosexual latente, sufriendo y no saliendo de una depresión, otros para salvar las apariencias se convierten en bisexuales, otros llegan a casarse, porque no han tenido una conducción adecuada, objetiva en torno a las leyes más liberales y más modernas de la psicología", explicó en una entrevista para el programa Diario Libre AM.

Mella explicó que lo ideal es que los homosexuales sean ego sintónicos, que se refiere a cuando una persona acepta su condición ya sea esta una virtud o una limitación.

Empero, citó que los  que no aceptan su conducta homosexual son llamados ego distónicos, es decir  que pretenden demostrar lo que no son.

Como nota al margen  citó que el  "país está lleno de ego distónicos morales, sobre todo personas que diariamente roban del erario  los impuestos de ustedes y míos dinero".

20090703 http://www.diariolibre.com

+ Leídas