El enrarecido panorama del PLD

Muchos consideran que Margarita Cedeño podría ser la ficha que rompa el tranque
$!El enrarecido panorama del PLD
Danilo Medina y Leonel Fernández están enfrentados por la candidatura presidencial

Mientras se espera que el presidente Danilo Medina cumpla este mes de marzo su promesa de fijar posición sobre una nueva postulación, el grito de la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, de que es momento de renovar el liderazgo dentro del Partido de la Liberación Dominicana y que está preparada para ocupar la Presidencia de la República, agrega otros elementos que enrarecen al oficialismo.

El peledeísmo se enmaraña cada vez más. El expresidente Leonel Fernández, quien aspira a volver de nuevo al solio presidencial, tensa sus fuerzas con el grito de ataque de: “No hay marcha atrás”. ¿Lo cumplirá?

A las aspiraciones presidenciales de Reinaldo Pared Pérez, Carlos Amarante Baret, Temístocles Montás, Andrés Navarro y Francisco Domínguez Brito se suma la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, esposa del expresidente Leonel Fernández, y no se puede negar que goza de simpatías dentro y fuera de la organización y muchos la consideran la ficha que rompa el tranque.

Paralelo a ello, los afanes reeleccionistas alborotan el panorama político nacional con voces a favor y en contra, con especulaciones sobre la modificación de la Constitución.

El escenario del partido morado se complica más con la ausencia de un mediador con liderazgo, como el ejercido por Juan Bosch, que haga cumplir las reglas de juego o que detenga el desenfreno en la lucha por la nominación presidencial.

Sin embargo, a pesar de los lideratos emergentes, si se puede llamar así a los precandidatos presidenciales, los cuales se ubican bajo la sombra del danilismo, lo cierto es que dentro de la organización hay dos corrientes: la de Leonel y la de Danilo, que se disputan su control y que al final decidirán quién será el candidato presidencial.

La pugnacidad entre los seguidores de ambos líderes es fuerte. Solo un acuerdo evitaría una escisión o grandes disgustos internos, sin que desde ahora se pueda cuantificar si se reflejarían en los resultados de las próximas elecciones.

Entre tanto, la comunidad política espera las palabras del presidente Medina, quien no ha ordenado detener el movimiento a favor de su reelección que desde hace meses se verifica en el país.

+ Leídas