• Nelson Morrison dice no hay que hacer gran inversión
$!

El ingeniero Nelson Morrison propone una solución al caos del tránsito que se produce en la avenida 27 de Febrero con Isabel Aguiar.

Durante años el tránsito por la avenida 27 de Febrero con Isabel Aguiar ha sido caótico por la gran cantidad de vehículos que confluye en el lugar de la ciudad y la región sur sin que se haya buscado una solución definitiva al problema.

Han surgido propuestas como la construcción de un túnel y paso a desnivel como había anunciado el exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, pero luego se descartaron esas posibilidades y aunque se han hecho algunos cambios en la zona, la situación del tránsito sigue siendo mala.

Ante la problemática, el ingeniero Nelson Morrison propone una solución con dos partes para hacer fluido el tránsito por el cruce de Pintura como se conoce a ese tramo.

Basado en estudios previos sobre movilidad del tránsito en la zona, el ingeniero Morrison propone como primer punto eliminar el cruce de la calle Isabel Aguiar por la avenida 27 de Febrero y la segunda, hacer un paso a desnivel a cielo abierto como alternativa para vehículos ligeros y así evitar interceptar la Avenida 27 de Febrero.

Asegura que de esa manera se le daría a la Avenida Luperón dos carriles en cada dirección, aprovechando el paso a desnivel existente debajo del puente de la Plaza de la Bandera, y que es un tramo actual de la Luperón Sur-Norte.

“Cerrar la Isabel Aguiar permitirá que la 27 de Febrero tenga fluidez desde el Oeste y desde el Este, permitirá llegar o salir a la región sur o seguir recto por la 27 de Febrero. También quienes entran a la ciudad desde la avenida 6 de Noviembre no tendrán que detenerse para ir a la Gregorio Luperón o seguir derecho por la 27, en otras palabras es liberar la vía principal”, indica.

Explica que esa propuesta de solución involucra la construcción de 2 puentes peatonales y un tercero combinado para peatones y motores a lo largo de la Isabel Aguiar. El paso a desnivel en la Plaza de la Bandera o tramo de la Gregorio Luperón sur-norte se convertiría en un desnivel ligeramente más profundo a cielo abierto, con dos carriles en cada dirección. Con pequeños puentes para dar continuidad a la avenida 27 de Febrero, efectividad que implica escasos movimientos de tierra y no paraliza el flujo actual.

“Invitamos a las autoridades a tomar en cuenta esta solución económica y de rápida implementación, y recordar que para resolver problemas no siempre hay que ejecutar grandes proyectos”, indicó Nelson Morrison.

20210503 https://www.diariolibre.com

Temas

Tránsito

+ Leídas