Vecinos y directivos del Club Arroyo Hondo enfrentados

  • Denuncian bullicio, pero el club dice que no intranquilizan a nadie

SANTO DOMINGO. La Junta de Vecinos Los Robles, del Club Arroyo Hondo, denunció que residentes en los alrededores de esas instalaciones no pueden vivir en paz por el alto volumen de la música que se utiliza para hacer ejercicio y bailar, mientras que un ejecutivo de la entidad asegura que se manejan con los decibeles permitidos por la ley.

La organización explica que hay ocho puntos dentro del club donde se originan sonidos mientras la gente se ejercita, pero que también los fines de semana cuando hay actividades, los vecinos no pueden descansar en tranquilidad. Recordó que en esa parte de Arroyo Hondo la mayor parte de los residentes son personas de la tercera edad.

Indica que no es solo los ruidos el problema, también la acumulación de basura en la calle Asdrúbal Domínguez, tierra que tapa lo imbornales y filtrantes, además de la violación a los espacios públicos con la construcción de anexos sin contar con la autorización de las autoridades.

“Ellos están conscientes de que violan espacio, no tienen planos aprobados, del espacio público cogieron la acera y la estructura que se hizo el anexo constituye un peligro para la gente porque fue construida sobre una pared vieja que se había caído, refiere la organización.

Explica que muchos residentes en Arroyo Hondo ni siquiera visitan el club por la forma como está siendo dirigido y el irrespeto a la paz y al orden comunitario.

“Nosotros hemos participado en tres vistas y el día 3 tenemos la tercera, ellos se comprometieron a corregir algunos de los problemas, pero no han cumplido”, indica.

De su lado, Gil R. Morales, director de planta física del club, dijo que esa entidad de carácter social tiene 50 años operando y un había quejas de ella y atribuyó la denuncia a unas cuantas personas interesadas en no se sabe en qué.

“Cuál es la situación de que no pueden dormir, ahí e hacen actividades viernes, sábados y domingos, bajo techo, no al aire libre. Siempre han sido así como lo han hecho otro clubes, los decibeles los tenemos controlados, ellos lo que quieren es que se cierre el club”, aseguró.

Recordó que el gimnasio que se hizo está dentro del área propiedad del club, no se afecta a nadie porque colinda con la pared que va hacia la calle.

“Nosotros tenemos todo depositado, ¿por qué ellos se adelantan? Que esperen lo del ayuntamiento y medio ambiente, lo que quieren es hacer escándalo, eso es una ridiculez lo que están haciendo, para eso hay medios legales si entienden que les están afectando su interés”, enfatizó el directivo del club.

20180731 https://www.diariolibre.com

+ Leídas