Las cinco medidas clave del controvertido plan económico de Maduro

$!Las cinco medidas clave del controvertido plan económico de Maduro

CARACAS, Venezuela. El gobierno de Venezuela puso en marcha reformas económicas con las cuales el presidente Nicolás Maduro promete poner fin a la agobiante crisis socieconómica. ¿Cuáles son las medidas? ¿Qué implican?

Ver también Venezuela oficializa devaluación de su moneda en 95,8 %.

Anclaje y cinco ceros menos

El lunes entró en circulación el ‘bolívar soberano’ con billetes que restaron cinco ceros a la moneda, primer paso del programa lanzado en medio de hiperinflación -proyectada en 1.000.000% por el FMI para 2018- y escasez de alimentos y medicinas.

Maduro ancló el nuevo bolívar al petro, criptomoneda que creó el gobierno en busca de liquidez y que tasó en 60 dólares y 3.600 bolívares. Sin embargo, esa moneda virtual -prohibida por Estados Unidos- no registra transacciones a seis meses de su lanzamiento.

Para el economista Jean Paul Leidenz, el anclaje intenta emular lo que hizo Brasil en la década de 1990, cuando el real desplazó al cruceiro, destruido por la hiperinflación; pero lo considera imposible por la indisciplina fiscal del gobierno, aunque Maduro promete llevar a cero el enorme déficit fiscal (20% del PIB).

Enorme alza salarial

El viernes, Maduro anunció que el sueldo mínimo sube a medio petro (1.800 bolívares) a partir del 1 de septiembre. Salta en los bolívares anteriores de 5,2 millones (menos de un dólar) a 180 millones (unos 28 dólares), aumento de más de 3.400%.

El mandatario prometió asumir el diferencial por 90 días en la “pequeña y mediana” empresa, pero la cúpula empresarial presagia quiebras masivas.

Henkel García, director de Econométrica, cree que ello es “inviable”, pues implicaría seguir ampliando desordenadamente la base monetaria, raíz de la explosión del costo de vida.

Macrodevaluación

Venezuela lanzó este martes un nuevo sistema cambiario, que arrancó con una devaluación de 96%.

El Banco Central publicó una tasa equivalente a 60 bolívares por dólar, formalizando una macrodevaluación ya asomada el viernes por Maduro. Bajo las viejas denominaciones, la tasa salta de 248.210 a 6.000.000 de bolívares por dólar.

Tras la derogación de una ley que castigaba con multas y cárcel de hasta 15 años a quienes transaran divisas fuera del control cambiario vigente desde 2003, el gobierno autorizó operaciones entre privados.

La banca podrá comprar divisas a particulares, pero no a venderlas, dijo el ministro de Economía, Simón Zerpa. Las transacciones, en principio, se harían solo en casas de cambio autorizadas.

Habrá primero tres subastas semanales con divisas del sector privado, sin asignaciones estatales. La oferta no tendrá límites, pero sí la compra: 400.000 dólares mensuales para empresas y 500 para personas naturales.

“Nada que ver con un esquema abierto”, apuntó a la AFP Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, quien prevé que el dólar negro seguirá disparándose, como sucedió en los últimos días. El dólar en el mercado paralelo se cotizaba este martes en 90 bolívares.

El economista Leonardo Vera sostiene que el gobierno busca “captar dólares” ante el desplome de la producción petrolera y las restricciones de financiamiento.

Impuestos

La oficialista Asamblea Constituyente que rige en Venezuela como suprapoder aprobó este martes una reforma tributaria presentada por el gobierno.

El cambio más sonado es el aumento del IVA a cuatro puntos porcentuales, de 12% a 16%, a partir del 1 de septiembre. El vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, dijo que quedan exentos alimentos básicos, medicinas y servicios como agua, electricidad o telefonía.

Se establece también un impuesto a las “grandes transacciones financieras”, que oscilará entre 0,5% y 2%, según una escala que no fue precisada, y modificaciones en el impuesto de renta.

Gasolina internacional

Maduro subirá la gasolina -prácticamente regalada en Venezuela-, manteniendo un subsidio únicamente a poseedores de un carnet oficialista necesario para beneficios sociales, considerado por la oposición un mecanismo de control social.

Para ello, los interesados deben registrar su vehículo en un censo que el mandatario extendió hasta el 30 de agosto.

Quien no lo haga pagará “precios internacionales”, advirtió Maduro, sin precisar tarifas. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que el nuevo esquema se aplicará en la última semana de septiembre.

Con un dólar oficial se compran seis millones de litros de gasolina, pero solo 1,5 litros de Coca Cola.

El subsidio al combustible ha costado a Venezuela unos 10.000 millones de dólares anuales desde 2012, dijo a AFP el analista petrolero Luis Oliveros. AFP/Esteban Rojas.

AFP
20180822 https://www.diariolibre.com

+ Leídas