Uruguay, el único apto para la UE en un continente dominado por la COVID-19

Federico Anfitti

Montevideo, 30 jun (EFE).- América Latina es el epicentro actual de la pandemia: los casos positivos y las muertes no cesan, las cuarentenas se extienden y crisis políticas y económicas afectan a varios países. En ese contexto, Uruguay es el único aceptado de la región como emisor de viajeros hacia la Unión Europea (UE).

Aunque solo es una recomendación del bloque a sus Estados miembros para levantar restricciones, Uruguay se convirtió en la excepción en una región contaminada -Canadá es el otro país americano de la lista de 15- gracias al control de la pandemia en su país.

'Para Uruguay es una distinción, un privilegio y una oportunidad fundamentalmente porque entendemos que estamos haciendo de alguna manera un márketing especial, único, muy difícil de poder lograr mediante otros métodos que no sean este de haber logrado una credibilidad', declaró este martes a Efe el viceministro de Turismo de Uruguay, Remo Monzeglio.

Tras conocerse la resolución de Bruselas, el canciller uruguayo, Ernesto Talvi, destacó en rueda de prensa que es un reconocimiento 'a la excelente labor que se hizo en el control de la pandemia'.

'Uruguay mantiene relaciones absolutamente excepcionales con la Unión Europea con quien nos unen valores comunes, raíces comunes, que nos hacen ver el mundo de una manera muy similar', enfatizó.

Asimismo, el presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (Audavi), Carlos Pera, indicó a Efe que poder entrar entre los privilegiados por la UE es 'un orgullo' y demuestra el buen trabajo mancomunado entre el gobierno y la población.

IBERIA, EL PRIMER PASO

La etapa comenzará el 5 de julio cuando la aerolínea española Iberia retome sus vuelos con Uruguay.

'Nosotros estamos recibiendo uruguayos, familiares de uruguayos, personas que tengan algún vínculo comercial o empresarial con nuestro país y bajo un régimen de ingreso y cumplimiento de 14 días de cuarentena', explicó el viceministro de Turismo.

El director de Iberia para América Latina, Víctor Moneo, subrayó a Efe que espera que esto sea 'el primer paso' para que las restricciones se vayan levantando en el resto del continente.

'En Iberia ya estábamos preparados para empezar a volar cuando esto sucediera y el domingo reiniciaremos nuestras operaciones entre Madrid y Montevideo con un vuelo a la semana', detalló.

El viceministro señaló también que Uruguay está recibiendo pedidos de varias aerolíneas para retomar sus vuelos como Copa Airlines, Air Europa y Latam, aunque de momento no hay nada concreto.

Para avanzar en la llegada de turistas, Monzeglio explicó que será clave observar cómo transcurre la apertura del turismo en Europa, ya que Uruguay es 'como el hermano menor' que aprende de los buenos y malos resultados.

LA MIRADA EUROPEA

La recomendación de la UE fue aprobada por mayoría cualificada, es decir, con apoyo de al menos el 55 % de los países que representen al menos al 65 % de la población y para hacerlo se tomaron en cuenta la situación epidemiológica y las medidas de contención.

En diálogo con Efe el embajador de la Unión Europea en Uruguay, Karl-Otto König, subrayó que el país suramericano 'bien ha merecido' estar en esta lista por su buen manejo y que esta decisión que tomó el bloque europeo 'no es algo discrecional' sino que se basa en criterios objetivos.

El embajador aseguró que está 'impresionado' con cómo reaccionó Uruguay ante la crisis, lo obediente que fue la población para acatar las recomendaciones sanitarias y la comunicación del gobierno.

'Por el momento Uruguay es una isla en un mar salvaje pero espero que otros países aprendan también del buen manejo, estoy pensando en Brasil, Argentina o Chile. Uruguay da un buen ejemplo de cómo es posible encapsular esta crisis sanitaria', concluyó.

LA EXCEPCIÓN EN UN CONTINENTE COLAPSADO

El 13 de marzo Uruguay detectó los primeros cuatro casos positivos de COVID-19 y, desde ese momento, tomó medidas que hoy son vistas como clave para el control de la pandemia: cerró parcialmente sus fronteras, suspendió las clases presenciales, los espectáculos públicos y llamó a la población a quedarse en casa.

Además, creó una red de laboratorios diagnóstico propio por PCR, trabajó en un grupo interinstitucional para investigar la dinámica evolutiva del SARS-CoV-2 y fabricó test diagnósticos.

Después de 65.626 test hechos en una población de 3,5 millones de personas, hoy Uruguay cuenta con 932 casos positivos (solo 83 activos) y 27 fallecidos.

Todo esto se consiguió en un continente colapsado por el coronavirus con países como Brasil con casi 60.000 muertos y más de 1,3 millones de contagios; Argentina con 62.268 contagiados y 1.283 fallecidos o Chile con 279.393 positivos y 5.688 muertes.

Ahora, el desafío de este pequeño país será reabrir las puertas al turismo. Aunque la llegada de visitantes en la región no parece ser una opción de momento, el presidente de Unavi consideró que ya puede pensarse en turistas europeos por la 'situación sanitaria muy aceptable' que tiene su país. EFE

fa-sml-rmp/cmm/lnm

20200630 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas