Israel declara un alto el fuego unilateral en Gaza

  • Hamas amenazó con seguir peleando hasta que las fuerzas de Israel no abandonen Gaza
JERUSALEN.- Israel declaró el sábado un alto a su ofensiva de 22 días que mató a casi 1.200 personas, convirtió en campos de batalla las calles de la Franja de Gaza y habría propinado un duro golpe a la milicia Hamas.

Sin embargo, el gobierno dejó claro que sus fuerzas permanecerán por ahora en el territorio palestino.
Poco antes de que los líderes israelíes votaran por el alto al fuego en una reunión de emergencia en materia de seguridad, Hamas amenazó con seguir peleando hasta que las fuerzas de Israel no abandonen Gaza.

"Nuestras metas de Israel han sido alcanzadas e incluso superadas", dijo el primer ministro Ehud Olmert después de que el gabinete de seguridad, formado por 12 miembros, votó por poner fin a la ofensiva.

"Hamas fue duramente golpeada, en sus brazos militares y en sus instituciones gubernamentales", dijo Olmert. "Si el fuego cesa por entero, las Fuerzas de Defensa de Israel analizarán un retiro de Gaza en el momento más conveniente. De lo contrario, seguirán actuando para defender a nuestros residentes.

Los ataques cesarán a las 2.00, hora local (0000 GMT) del domingo.

Más de 1.100 palestinos han muerto durante las tres semanas de violencia, de acuerdo con funcionarios palestinos y de la ONU. En los hechos de violencia murieron también 13 israelíes.

La permanencia de las fuerzas israelíes en Gaza plantea la posibilidad de un estancamiento con Hamas, cuyo portavoz Fauzi Barhoum dijo en ese territorio, mediante un mensaje televisado el sábado, que un cese unilateral al fuego no era suficiente para poner fin a la resistencia de la milicia.

Líderes de Hamas en el exilio habían manifestado antes esa misma postura.

"El ocupante debe cesar de inmediato el fuego y retirarse de nuestra tierra. Debe levantar su asedio y abrir todos los cruces. No aceptaremos a ningún soldado sionista en nuestra tierra, sin importar el precio que eso cueste", advirtió Barhoum.

Los palestinos reaccionaron con escepticismo y convocaron a los líderes mundiales reunidos el domingo en Egipto a que presionen para un retiro inmediato de Israel.

"Confiábamos en que el anuncio de Israel sería seguido por un alto total en las hostilidades y por la retirada inmediata de las fuerzas israelíes de Gaza", dijo Saeb Erekat, uno de los principales asesores del presidente palestino Mahmud Abbas, rival de Hamas. "Yo temo que la presencia de las fuerzas israelíes en Baza signifique que el alto al fuego no prevalecerá y será muy frágil".

Israel comenzó la ofensiva el 27 de diciembre, en respuesta a ocho años de lanzamiento de proyectiles contra los poblados israelíes.
20090117 http://www.diariolibre.com

+ Leídas