La ONU y FFAA buscan evitar trata y tráfico de personas por la frontera

  • Los miembros del Cesfront recibirán capacitación específica
Representantes de las instituciones firman el convenio.

Santo Domingo. El Ministerio de las Fuerzas Armadas firmó ayer un convenio de cooperación para fortalecer los mecanismos y la protección de las víctimas de trata y tráfico, entre el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El proyecto pretende mejorar las labores de prevención, investigación y sanción de dichos delitos en los puntos fronterizos, tomando en cuenta los convenios internacionales ratificados por la República Dominicana, mediante un plan de formación a los miembros del Cesfront.

El acuerdo establece que los miembros de las Fuerzas Armadas apostados en la frontera serán capacitados en Derechos Humanos, Derechos de los Niños y Derecho Internacional para los Refugiados en la protección de las víctimas, control y preservación del delito de trata y tráfico.

El ministro de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, dijo que el convenio firmado incluye la conformación y entrenamiento de un equipo de capacitadores en esas temáticas y el fortalecimiento de los mecanismos de coordinación entre instituciones gubernamentales, Sociedad Civil y Fuerzas Armadas, en favor de la identificación y protección de las víctimas de violaciones de derechos humanos, persecución y delitos transnacionales.

Además, las agencias de la ONU ofrecerán asistencia técnica a las Fuerzas Armadas, para el diseño e implementación de un sistema de monitoreo y evaluación de la situación, así como en la elaboración de un Código de Conducta y Planes de Contingencia para el manejo de los casos de trata y tráfico de personas por la frontera.

Precisamente, a mediados del mes pasado, el padre Regino Martínez, coordinador de organización no gubernamental Solidaridad Fronteriza, dijo que el tráfico de indocumentados a través de la frontera desde Haití hacia RD genera millones de pesos al año, recursos que son distribuidos entre dueños de casas, transportistas y autoridades de seguridad.

Al hacer la denuncia, el sacerdote jesuita dijo que aunque el volumen de los migrantes se observa pequeño, es sistemático durante las 24 horas del día y los siete días de la semana.

20120918 http://www.diariolibre.com

+ Leídas