Leonel Castellanos Duarte: “No ponemos en duda el crecimiento, pero estamos creciendo sin desarrollo”

  • Los industriales agremiados en la Aneih proponen una reforma fiscal en la que participen todos los sectores

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera (Aneih), Leonel Castellanos Duarte, apuesta a la transformación del modelo de crecimiento dominicano, uno que evite que los mayores beneficios se concentren en sectores que generan pocos empleos y en el que el endeudamiento no sea el motor principal de la reactivación.

“No ponemos duda que estemos creciendo, pero estamos creciendo sin desarrollo (...). Es una burbuja y está a punto de explotar”, señaló Castellanos Duarte al referirse al crecimiento económico del país, que desde hace años se cuenta entre los más altos de América Latina.

Lo dice porque asegura que 68 % de la reactivación de la economía dominicana se sostiene gracias al endeudamiento, y que eso tendrá, tarde o temprano, consecuencias negativas. El monto de la deuda dominicana se ubicó en US$35,942.5 millones en diciembre pasado, de acuerdo a los datos oficiales. Esto quiere decir que el endeudamiento representa 40.4 % de lo que produce la economía dominicana. Pero para el presidente de la Aneih lo relevante no es ese porcentaje, sino cuánto del ingreso del país proviene del endeudamiento.

Por eso, en medio de la necesidad de generar un modelo de crecimiento que se derrame hacia todos los sectores de la sociedad y de controlar los niveles de deuda, Castellanos Duarte destaca la urgencia de llevar adelante una reforma fiscal. Pero no una que aumente impuestos con el único objetivo de inyectar ingresos fiscales al Estado, sino una que involucre la responsabilidad y la calidad del gasto público, que revise las exenciones para mantener las que realmente son incentivos y elimine las que se han convertido en privilegios, y sí: una reforma que rebaje los impuestos, específicamente el ITBIS, y que amplíe la base de recaudación para que se pague menos en tributos por una canasta más amplia de bienes y servicios.

En el caso del ITBIS, la propuesta de los industriales agrupados en Aneih es reducir la tasa de 18 % a 10 % y analizar qué otros productos o servicios pueden ser gravados con ese impuesto.

Castellanos Duarte confía en la metodología de una discusión que incluya a todos los sectores de la sociedad para concretar la reforma fiscal, similar a la que llevó al acuerdo del Pacto Eléctrico, si bien este último no ha podido firmarse por la falta de apoyo de todos los partidos políticos.

“Esperamos que no haya un choque de intereses”, resaltó Castellanos Duarte.

Aseguró que la participación de todos los actores civiles en la definición del nuevo modelo fiscal resulta necesaria porque considera que al actual gobierno no le interesa llevar adelante una reforma fiscal que incluya obligaciones en el buen manejo del dinero público. El representante del gremio recordó que en el Congreso hay un proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal desde hace años que no ha sido aprobado “porque al Gobierno no le interesa aprobarlo”.

“Hay que procurar reducir pasivos laborales”

El presidente de la Aneih señaló que la reforma al Código Laboral debe estar en la agenda del país.

“Es parte de la revisión que debe estar en agenda. Hay que actualizarlo. Ahí está el tema también de la seguridad social, los pasivos laborales que hay que revisarlos para las empresas porque para una pequeña es de mucho peso hacer las liquidaciones”, dijo.

Se refirió a casos en los que las compañías, sobre todo las pequeñas, han tenido que vender activos para poder cumplir con las prestaciones laborales de los trabajadores, pues en muchos casos ni siquiera tienen el flujo de caja.

Las discusiones para llevar adelante las modificaciones al Código Laboral han estado en el escenario de los últimos años. Los sectores empresarial, gubernamental y sindical se han reunido en diversas ocasiones para lograr un consenso, pero hasta el momento no han tenido éxito. Los empleadores quieren que se reduzca la cesantía laboral y algunos hasta han hablado de eliminarla, propuestas los sindicatos objetan.

Para Castellanos Duarte, es evidente que las empresas, especialmente las más pequeñas, deben ser beneficiadas con una disminución del peso de los pasivos laborales.

Y si bien considera que es necesario tocar todos esos temas, también cree que la atención del país debería estar centrada principalmente en llevar con éxito los procesos electorales venideros y superar la desconfianza que se ha presentado tras la suspensión de las elecciones municipales el pasado domingo 16 de febrero.

Sobre otros temas de empleo, el presidente de la Aneih dijo que el gremio de industriales hace esfuerzos para que los llamados Ni-Ni —personas que ni estudian ni trabajan— puedan insertarse en el mercado a través de programas de capacitación que los preparen para la vida laboral. Adicionalmente, agregó que tienen el compromiso de integrar también a las personas con discapacidades para que puedan integrarse al sistema laboral. “Los enviamos para que cada empresa los integre”, señaló el dirigente gremial.

En otros aspectos, la Aneih señaló que el próximo 4 de marzo entregarán el Gran Premio de la Calidad, que es el único galardón al sector privado creado por decreto presidencial. Un consejo integrado por 28 instituciones se encarga de elegir a los ganadores de cada categoría, a través de un cuerpo de evaluadores y jurados.

La Aneih se encarga de la organización del reconocimiento y espera que el presidente Danilo Medina participe en la ceremonia.

El incentivo fronterizo

Henry Veras, directivo de la Aneih, que acompañó a Castellanos Duarte durante el Diálogo Libre, señaló que uno de los asuntos que deben atenderse en el marco de las exenciones es el incentivo a las empresas fronterizas. Destacó que la discusión sobre ese programa debe ser discutido en el marco de la reforma fiscal y no como un asunto aparte, porque forma parte del tema.

20200224 https://www.diariolibre.com

+ Leídas