Liderazgo de Leonel y el PLD absorbieron al reformismo

  • Politólogos dicen PRSC es un "muerto" y un partido "etiqueta"
En el boletín 11 de la JCE a nivel congresual, el PRSC tenía 184,349 votos. Eduardo Encarnación

SD. Además del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), el otro perdedor de estas elecciones es el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), que redujo drásticamente su representación congresual y municipal, y que  a juicio de politólogos fue absorbido definitivamente por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Y es que como partido, el PRSC sólo retuvo la senaduría de La Altagracia, según muestra el mapa de la Junta Central Electoral. Esta victoria se atribuye a la incidencia del cacique Amable Aristy Castro, que es de esa provincia. En el plano municipal el retroceso fue aún peor. De 27 alcaldías que dominaba, bajó a cuatro para un descenso de un 86%.

No obstante, el presidente de esa organización, Carlos  Morales Troncoso, asegura que salieron  fortalecidos del proceso, y en una nota difundida ayer señaló que obtuvieron cuatro senadurías y más de nueve alcaldías (cuatro independientes y más de cinco a través de la alianza con el PLD).

El reformismo reclama como suyos a los senadores de Elías Piña, Adriano Sánchez Roa; Samaná, Prim Pujals, y Sánchez Ramírez, Félix Vásquez. Pero en el caso de Elías Piña, Sánchez Roa, se juramentó en el PLD mucho antes de las elecciones y fue postulado por esa organización.

Desde su primera alianza con el PLD en 1996, el desgaste del reformismo ha sido progresivo. La situación se agravó luego de la muerte del presidente Joaquín Balaguer, debido a la ausencia de liderazgo que se creó y a la posterior lucha interna por el control de la organización.

Desde entonces, el partido del gallo colorao ha sido una rémora que ha acompañado al PLD o al PRD, a cambio de mantener vigencia. En las elecciones del 2006, el PRSC fue aliado al PRD, en la llamada alianza rosada, en la que salieron gananciosos, ya que obtuvieron cuatro senadores, dos más que en 1998 y el 2002.

En las presidenciales del 2008 fueron solos, pero una gran parte de los dirigentes respaldaron al presidente Leonel Fernández, entre ellos, el actual presidente de la organización, Carlos Morales Troncoso, quien es, además, funcionario del gobierno peledeísta.

En esta ocasión también se empeñaron en ir del lado del partido morado en gran parte del territorio nacional y terminaron reducidos en su representación, inclusive perdieron su gran bastión en el Cibao, que lo representaba el municipio Santiago, con José Enrique Sued a la cabeza.

Un "muerto"

A los ojos de la politóloga Rosario Espinal, "el reformismo está prácticamente muerto, está totalmente absorbido", porque decidieron dar su partido a cambio de una cuota de poder.

El politólogo Antinoe Fiallo entiende que los resultados obtenidos por el PRSC "van a acentuar la debilidad del partido y los conflictos internos que subyacen dentro", por lo que pronostica que "en los próximos meses estará en la ruta final para quedar simple y llanamente como una etiqueta, pero sin ningún tipo de peso político en la sociedad dominicana". 

"Eventualmente ya, fue absorbido (el PRSC) por ese liderazgo conservador de Leonel Fernández y del PLD", sostuvo Fiallo, al analizar el panorama de esa organización.

Dos razones

El politólogo Antinoe Fiallo explica que el deterioro del partido reformista tiene su origen primero en el desgaste de su líder Joaquín Balaguer, situación que empeoró tras su muerte. Y en segundo lugar, a la estrategia de Leonel Fernández y del PLD de asumir el liderazgo conservador de Balaguer. "Dentro de esa estrategia que se desarrolló de integrar dirigentes reformistas como funcionarios gubernamentales, el partido reformista pasó a ser un partido de gobierno, pero en condiciones privilegiadas (...), entonces eso va a concluir asumiéndole definitivamente".

20100519 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas