Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La cuota ha llevado a las mujeres a conseguir el 37 % de las regidurías

En el Congreso, las mujeres políticas solo alcanzaron el 24 % de los escaños. Las listas electorales pasaron de una cuota de un 33 % al 40 %

La cuota ha llevado a las mujeres a conseguir el 37 % de las regidurías
En la República Dominicana las mujeres ejercieron el voto por primera vez en el año 1942. (MARVIN DEL CID/ARCHIVO )

Desde la fundación de la República Dominicana en el año 1844, la mujer ha tenido un rol protagónico en la historia, se ha dejado sentir en actividades claves y ha tratado de ganar espacio en la política, donde si bien ha escalado, todavía sigue rezagada.

La contribución de la mujer fue de gran importancia en la gesta de la independencia, en la que se destacó un grupo que desarrolló diferentes funciones por la patria. Resaltan entre ellas: María Trinidad Sánchez, Manuela Díez, Concepción Bona, Josefa Pérez, Ana Valverde, Juana Saltitopa, Baltasara de los Reyes, Filomena Gómez de Cova, Rosa Montás de Duvergé, Froilana Febles, Rosa Duarte y Díez.

Desde entonces, la participación de las mujeres en las luchas sociales y políticas ha sido notoria, a pesar de las barreras que impiden su pleno acceso a la vida pública.

En materia política a partir de la Ley 33-18 de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos se tomó en consideración la incidencia creciente de la mujer en la sociedad, particularmente en las actividades de orden político-social y se reconoció la necesidad de una normativa jurídica que viabilice sus derechos en ese orden.

Expandir imagen
Infografía
"“Somos parte de la democracia participativa el día de las elecciones, sin embargo muy poca es la elección de mujeres en procesos de toma de decisiones en los altos mandos del Estado y en los espacios políticos”"Maritza Pimentel Exministra de Trabajo

En consecuencia, desde la puesta en marcha de la legislación, en el 2018, se estableció que la Junta Central Electoral y las juntas electorales no admitirían listas de candidaturas para cargos de elección popular que contengan menos del cuarenta por ciento (40%) y más del sesenta por ciento (60%) de hombres y mujeres.

El porcentaje también está consignado en la Ley de Régimen Electoral 15-19 en lo referente a equidad de género. Antes de esa legislación la proporción era de un 33% establecida por primera vez desde 1997, en la antigua Ley Electoral 275-97.

No obstante, pese a la disposición y su cumplimiento, los resultados electorales de las elecciones del 2020 no se asemejaron al 40%. En el orden municipal, donde se obtuvieron los mayores logros, las candidatas alcanzaron 1,391 cargos, el 36.93% de un total de 3,767 puestos electivos; contra 2,376 equivalente a un 63.07% ganados por candidatos.

En el orden congresional y presidencial, los puestos obtenidos por las féminas tan solo llegaron al 24.24%. De 264 cargos electivos lograron 64, mientras los hombres se alzaron con 200.

Expandir imagen
Infografía
"“En la República Dominicana hay todavía mucho rezago. Es de los pocos países del mundo donde no se reconocen los derechos reproductivos de las mujeres”"Rosario EspinalPolitóloga

Visión de las mujeres

Para la exministra de Trabajo y precandidata presidencial, Maritza Hernández, aun cuando las mujeres se integran cada día más a los espacios de dirección en los diferentes estamentos gubernamentales, no es menos cierto que el camino a recorrer para una participación equitativa todavía es largo. 

Precisa que a partir de la década de los años 90, las organizaciones de mujeres en República Dominicana comenzaron a demandar una mayor inclusión en los puestos públicos de dirección y en las candidaturas electas. Algunas de esas demandas fueron respondidas siete años después con una cuota del 33% en la nominación de candidaturas.

Hernández reconoce que esa cuota de género ha contribuido al incremento de la representación femenina, principalmente en las regidurías de los cabildos, mientras que el Senado y las alcaldías continúan con participación mínima femenina.

“En otras palabras, las mujeres somos parte de la democracia participativa el día de las elecciones, sin embargo muy poca es la elección de mujeres en procesos de toma de decisiones, en los altos mandos del Estado”, enfatizó Hernández.

Hizo hincapié en que la mujer desde hace tiempo viene desarrollando un importante papel en la vida política nacional, avance que no ha resultado igual en la toma de decisiones de los gobiernos que históricamente ha tenido República Dominicana.

Ese comportamiento, entiende ha afectado de manera extraordinaria el crecimiento femenino en las organizaciones políticas y ha impactado de manera negativa en su protagonismo en el diseño de políticas públicas y el engrandecimiento institucional país.

“Ahora bien, hay que reconocer que las barreras que impiden el pleno acceso de las mujeres a la vida pública se han ido debilitando, gracias al arrojo y la preparación constante”, puntualizó.

La politóloga Rosario Espinal considera que las mujeres han sido históricamente marginadas de la política en República Dominicana y en el mundo. 

Plantea que los roles de género tradicionales colocaron a los hombres en el espacio público (laboral, político) y a las mujeres en el espacio doméstico. A pesar de eso, refiere, siempre hubo mujeres que tuvieron un papel protagónico en la historia. 

“Cambiar ese modelo patriarcal ha sido difícil, aunque se han logrado avances en los últimos 60 años. En la República Dominicana hay todavía mucho rezago. Es de los pocos países del mundo donde no se reconocen derechos reproductivos de las mujeres (ni siquiera las tres causales del aborto se han aprobado)”, enfatizó.

Espinal recalcó que la participación de las mujeres es baja en puestos claves y puso de ejemplo que en el gabinete ministerial solo hay dos ministras (en el Ministerio de Cultura y en el Ministerio de la Mujer). “Ahí el presidente Abinader envió la señal clara de que quería pocas mujeres al frente de la toma de decisiones”, concluyó.

Mujeres, cargos ganados y votos

En las elecciones municipales del 15 de marzo del 2020, las mujeres alcanzaron 1,391 puestos, de ellos: 19 resultaron electas alcaldesas, 22 directoras, 352 regidoras, 213 subdirectoras, 445 suplentes a regidor, 137 vicealcaldesas y 203 vocales. En los comicios congresuales y presidenciales del 5 de julio del 2020, los números de la Junta Central Electoral indican que ganaron: 1 vicepresidenta, 4 senadoras, 43 diputadas, 4 diputadas de ultramar, 4 al Parlacen y siete suplentes a diputados al Parlacen. En la pasada contienda el voto de la mujer representó el 51.1%; unos 3,850,393 de un padrón de electores de 7,529,932. Para los comicios del 2016, también eran mayoría con 3,547,057 (50.83 %); en el 2012, se advirtió igualmente que las mujeres superarían a los hombres en las urnas, pues representaban 3,229,526 votos, el 50.26 %. Las elecciones de 2010 y 2008 fueron los primeros procesos en los que las mujeres votaron en mayor proporción que los hombres. En el 2010 votaron 1,740,760 mujeres frente a 1,714,819 hombres. En el 2008, la ventaja de las mujeres frente a los hombres fue mayor: 2,049,336 ante 1,978,353. El voto femenino se estrenó el 16 de mayo de 1942 en cuya conquista tuvieron un rol protagónico Abigaíl Mejía Soliere, Petronila Angélica Gómez, Consuelo Montalvo de Frías, Celeste Woss y Gil, Elpidia Gautier y María Ricart, entre otras.

TEMAS -

Periodista dominicana, uasdiana, escribe sobre política, elecciones y más.