“Nuestra primera meta es modificar el catálogo de servicios de salud”

Ministerio busca impactar a 5,000 jóvenes este año, y otros 10,000 en 2019, a través del programa de Entrenamiento para la Inserción Laboral que ya se ejecutó como plan piloto en zonas francas de Santiago
$!“Nuestra primera meta es modificar el catálogo de servicios de salud”
El ministro de Trabajo, invitado del Diálogo Libre, conversó con periodistas de este medio sobre los temas prioritarios en la agenda de la Seguridad Social.

SANTO DOMINGO. El ministro de Trabajo, Winston Santos Ureña, tiene definidas tres metas en las que piensa enfocar su gestión en el cargo en que le designaron en mayo pasado: la humanización de la seguridad social, implementar la política del primer empleo y la seguridad en el trabajo.

Antes de ministro, era el viceministro de Seguridad Social y Riesgos Laborales en esa dependencia y ahora, por su actual cargo, es el presidente del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), lo que explica que ese tema ocupe gran parte de su espacio como invitado especial en el Diálogo Libre, de este periódico, que conduce su director Adriano Miguel Tejada.

La Seguridad Social tiene muchos temas que tratar, advierte, pero el primero en su agenda será la modificación del catálogo de servicios de salud para que, luego de ello, no haya que estar incluyendo procedimientos en la lista de los que tienen cobertura a través de las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS).

“Ese catálogo de procedimientos, pretendo que se transforme de manera integral y no sea como ahora que es de procedimientos nombrados, que te habla de una operación específica con tales requerimientos y, cuando avanza la medicina y cambian cosas, lo nuevo no aparece... y hay que costearlo e incluirlo. Y yo digo, no. Lo idea es poner el catálogo de forma que no haya que incluir nada, que si es una operación de riñones la cubra, sea del tipo que sea”.

Destaca como gran avance que ya el 100 por ciento de los pobres del país cuenten con un seguro a través del Seguro Nacional de Salud (Senasa), pero queda pendiente de afiliación un 24% de la población.

“Ese 24 por ciento son los trabajadores informales y profesionales independientes que deben entrar al régimen contributivo y subsidiado y que no ha sido posible poner en práctica porque es muy costoso para el Estado”, aseveró.

Plantea que, mientras se discute una propuesta presentada al Gobierno para la eliminación del tercer régimen, se busquen salidas para ir afiliando a algunos segmentos. Piensa en los choferes y los taxistas como ideales para hacer un plan piloto.

Santos Ureña dice que trabaja por el seguro para los pensionados, los que -afirma- prefieren no pensionarse aunque tengan edad para ello, por temor a quedar sin cobertura.

De la atención primaria, recuerda que hay dos borradores de propuestas que ya se presentaron para la puesta en vigencia de ese complemento de la Ley 87-01, pero reconoce que hay muchos intereses de por medio que dificultan su aplicación.

Uno de los escollos que menciona tiene que ver con el copago para los afiliados del régimen contributivo, del que dice, nadie regula, ni Sisalril ni el Ministerio de Salud Pública.

En cuanto a la política del primer empleo, su meta es impactar a 5,000 jóvenes este año y 10,000 el próximo, con el programa de Entrenamiento para Inserción Laboral que ya se implementó en zonas francas de Santiago y dejó empleado al 95% de los jóvenes. Dicho programa consiste en pagarle tres meses de trabajo a cada joven a través de una empresa, con la idea de que luego el 80% quede contratado. Como es costoso, el Ministerio busca financiamiento en organizaciones nacionales e internacionales.

Una ley para los morosos o los que no cotizan en la seguridad social

Además de que hay muchos cabildos que no cotizan en el sistema, existen empresas públicas o privadas que han acumulado deudas y las moras e intereses son muy altos. Así lo informa Santos Ureña, quien ha presentado un proyecto de ley a la Presidencia para que se elimine el recargo por mora y se les cobre a las empresas un interés anualizado sobre el saldo de la deuda. “Es que, a última hora hablamos no solo del dinero de salud, sino del de pensiones, que cuando no te están pagando no tienes rendimiento en el tiempo, pero aun tu masa de cotización disminuye y tienes menos pensión real. Además de que es una estafa al empleado que le están descontando ese dinero cada mes”, comenta el ministro de Trabajo.

+ Leídas