Sí, ha leído bien. Origomu (y no origami) es una iniciativa de la diseñadora dominicana Tatiana Pagés que aúna diseño, joyería, arte, reciclaje, moda... y respeto a la naturaleza.

Si algo define a Tatiana Pagés es un indetenible impulso por crear. Publicista, diseñadora de joyas, activista cultural... es difícil retener por mucho tiempo a este espíritu creador en una disciplina. Por eso, que inventara ella misma una, no tiene por qué sorprender. Y que le llame Origomu, tampoco.

Tiene su explicación. En japonés origomu significa "plástico doblado", y como técnica aplicada al diseño, se ha convertido en un movimiento con una superficie creativa bajo la que subyace un profundo sentimiento conservacionista.

El Origomu, explica Tatiana, recupera los plásticos de los "six packs" de cerveza o refrescos en lata y los manipula hasta convertirlos en objetos únicos de diseño. ¿En qué momento ese plástico, que contamina mares y ríos, que causa la muerte de miles de peces y otras especies, que no se degrada... pasa a ser materia prima de objetos de arte? El proceso de conceptualización y reflexión sobre el daño que nuestro estilo de vida causa, recupera un objeto cotidiano, los aros de plástico del six pack y lo lleva, pasado por el tamiz de la sensibilidad artística, a un espacio diferente en nuestra cotidianidad. En el camino, hemos logrado que esa materia no sea resto, basura, que atente con la vida natural.

Resultados

1. Ya se han manipulado más de 100,000 aros de plástico.

2. Diseñadores de países tan lejanos como México, Ecuador, Estados Unidos o India se han unido al movimiento.

3. Se han impartido talleres para grupos de mujeres que pueden hacer del Origomu una fuente de ingresos.

www.origomu.com

Noticias relacionadas

La nueva colección de joyas de Tatiana Pagés

20110504 http://www.diariolibre.com

+ Leídas