Pastor todavía pretende quemar el Corán

WASHINGTON. El pastor estadounidense Terry Jones decidió ayer suspender, aunque no cancelar, sus planes para quemar el Corán mañana sábado, en medio de una intensa presión internacional y tras recibir una llamada del jefe del Pentágono, Robert Gates, y una visita del FBI.

Terry Jones compareció inicialmente ante la prensa y sus feligreses en Gainesville (Florida) para comunicar que daba marcha atrás en la polémica iniciativa con el argumento de que los responsables de construir un centro islámico cerca de la "zona cero", en Nueva York, habían accedido a reubicar el edificio.

No obstante, los responsables del proyecto desmintieron que hubiera un acuerdo con el pastor, quien, a última hora del jueves, volvió a hablar a la prensa para decir que estaba reconsiderando su decisión y que el evento, de momento, quedaba en el "limbo", y alegó que Gates le mintió.
20100910 http://www.diariolibre.com

+ Leídas