Plaza de la Bandera A la puerta de una nueva etapa

La Plaza de la Bandera se ha convertido en uno de los símbolos de la Ciudad de Santo Domingo.

La Plaza de la Bandera, que fue inaugurada en 1978 con el nombre de Plaza de la Independencia y reinaugurada luego de una remodelación en 1997, se apresta a iniciar una nueva etapa luego de su remozamiento y reapertura el próximo 25 de febrero, Día de la Bandera.

La Plaza de la Bandera, construida hace 34 años por el gobierno del doctor Joaquín Balaguer en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Luperón, está siendo remozada por la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), a un costo de 40 millones de dólares.

El monumento dedicado a la bandera estuvo abandonado por muchos años, pese a que las autoridades gubernamentales anunciaban cíclicamente su remozamiento. Grafitis, basura, aguas negras en las fuentes, filtraciones, escalinatas rotas y una jardinería descuidada se apoderaron de este espacio, provocando que los medios de comunicación reiteradamente denunciaran su mal estado.

Finalmente, el pasado mes de enero la OISOE anunció el inicio de los trabajos en la plaza, y actualmente brigadas de obreros dirigidas por ingenieros de esa institución trabajan aceleradamente con el objetivo de concluir la renovación antes del 25 de febrero, Día de la Bandera.

[img src="//www.diariolibre.com/showimage.php?imageid=224104&typeid=19" height="360"/]

El ingeniero Luis Sifres, director de la OISOE, explicó que se realiza una intervención completa en la plaza, porque los trabajos incluyen las escalinatas, terrazas, jardines y el monumento central, además de la construcción de una acera perimetral para facilitar el paso de los peatones, que antes debían llegar hasta la estructura central del monumento para atravesarla.

Sifres informó que las cuatro escalinatas estaban en muy mal estado, por lo que están siendo reconstruidas en su totalidad, y que las fuentes fueron eliminadas y serán convertidas en jardineras, para evitar que sigan siendo criaderos de sapos y mosquitos.

El gigantesco arco de la plaza, de donde pende una bandera dominicana de gran tamaño, y que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad de Santo Domingo, también está siendo remozada, junto a las esculturas que le adornan.

LA CONSTRUCCIÓN

La Plaza de la Bandera fue construida en el gobierno del doctor Joaquín Balaguer en  1978, como centro de un complejo de edificios públicos que incluye la sede de l as Fuerzas Armadas, la Junta Central Electoral, el Instituto de Estabilización de Precios (INESPRE), el Instituto Agrario Dominicano (IAD) y el Centro de Importación e Inversión, entre otros.

En febrero del año 1997, el presidente Leonel Fernández reinauguró el monumento luego de haber sido sometido a una remodelación, y lo rebautizó con el nombre de Plaza de la Bandera, en sustitución de Plaza de la Independencia, como se llamaba originalmente.

El diseño de la obra fue responsabilidad del arquitecto Cristian Martínez, quien concibió la estructura como una cruz latina, lo cual puede apreciarse claramente desde el aire, y en el centro levantó una réplica del Arco de Triunfo.

A ambos lados del arco fueron colocados dos ángeles que representan la gloria y el honor, y al centro, una escultura que simboliza la madre patria, sosteniendo al soldado caído, elaborada por el escultor Juan de Ávalo. 

20120228 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas