Leonel tiene 26 días para aplicar nueva estrategia y detener el poder político y económico del danilismo

  • Se espera el verdadero choque de trenes en el PLD
$!Leonel tiene 26 días para aplicar nueva estrategia y detener el poder político y económico del danilismo
Leonel Fernández desarrolla una activa campaña en procura de la candidatura del PLD.

¿Cuál será la estrategia del expresidente Leonel Fernández para este último mes? Es la pregunta que espera respuesta en este ajedrez de la política dominicana en el que dos líderes se disputan el poder y el control de la principal organización política: el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

El expresidente del país en tres ocasiones y presidente del PLD libró una batalla de casi dos años y logró impedir que Danilo Medina reformara la Constitución para ir por un tercer mandato presidencial en las elecciones del 2020, pero frente a la feroz confrontación el mandatario jugó a escoger al más popular de los hombres de su corriente política para enfrentar a Fernández, en las primarias del 6 de octubre.

Ahora Danilo Medina, con su “delfín” Gonzalo Castillo -citado como el mejor valorado de sus ministros en siete años y con el aval de los resultados de las encuestas encargadas-, va con todo el poder que da la administración del Estado, su liderazgo en el PLD y se la juega en una estrategia que será del día a día, consciente de que una derrota a Castillo sería un jaque mate, lo que augura una batalla final por el poder en la que Fernández tendrá que presentar su mejor estrategia de campaña.

Horas después de escoger su precandidato, el danilismo dio una primera demostración de fuerza en una rueda de prensa en la que 17 miembros (y una excusa) del poderoso Comité Político del PLD anunció su respaldo a Castillo, hoy lo haría la mayoría de los senadores y mañana, miércoles, harán una asamblea general de dirigentes y se avanza que también preparan presentar su mayoría en el Comité Central, donde dicen superar los 400 miembros (de 613 que tiene), para enviar la señal de quién domina el partido a todos los niveles. A esto se sumarían acciones para dejar a Fernández sin el control e incidencia en los medios de comunicación.

Con esta rebelión y choque de trenes que se augura, habría que esperar cómo responderá Leonel a esta situación que se presenta como una revuelta clara que, incluso, abriría una interrogante sobre su legitimidad para seguir presidiendo el partido.

De hecho, Leonel Fernández tiene casi cuatro meses que no logra reunir el Comité Político y la última vez que reunieron el Comité Central fue para seleccionar los precandidatos, escenario en el que se observó a un Danilo Medina que maniobró, no se sabe si debido a alguna conversación previa, para presentar una moción para que los aprobaran a todos y no votar por un aspirante en particular, lo que evitó que a Fernández le contaran la cantidad de votos con que cuenta en ese importante organismo y mantener un ambiente de aparente unidad del PLD.

El poder de Leonel

Leonel Fernández, aspirante a un cuarto mandato presidencial, desarrolla una campaña de casi dos años y ha anunciado que tiene 2.0 millones de firmas de ciudadanos que apoyan sus aspiraciones, con lo que afirmó se asegura la unidad del partido y la victoria en el 2020. Pero algunos analistas preguntan ¿dónde están las firmas? Y resaltan que el exgobernante habría llegado a su techo y que estaría en cuenta regresiva, aunque la campaña que realiza es la de un candidato presidencial y su entorno se muestra seguro y triunfalista.

El pasado primero de septiembre Fernández proclamó durante un acto en Moca que cuenta con la fuerza del pueblo y que derrotará al Estado y a todo el que se interponga en las primarias, alegó que se crean falsas percepciones y que la fuerza que representa ganará. Recordó que apoyado en el pueblo ha ganado batallas recientes porque cuenta con una fuerza organizada a nivel nacional.

Lo peor para Fernández es que el Danilo que enfrentará es el que en julio pasado lo definió como representante de un sector minoritario en el PLD y alegó que le montaron una campaña de desinformación y descrédito despiadada, irrespetuosa y desconsiderada. Ahora se inicia la definición del poder en el PLD.

20190910 https://www.diariolibre.com

+ Leídas