Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Trasplantes
Trasplantes

¿Es la donación y el trasplante de órganos y tejidos una cuestión de religión?

Médicos del Instituto Nacional de Coordinación de Trasplantes tienen una guía sobre la posición de religiones

Expandir imagen
¿Es la donación y el trasplante de órganos y tejidos una cuestión de religión?
Así como la donación de sangre es un acto de amor, la donación de órganos puede prolongar la vida de muchas personas. (EDDY VITTINI)

Muchas personas están a la espera de un trasplante y la mayoría ni siquiera llega a recibir uno. Las listas de espera se hacen eternas y más largas. Este es un tema del que no se habla mucho en nuestro país. 

Los religiosos tienen opiniones encontradas cuando a la hora de hablar sobre trasplantes y donaciones se trata. Es por eso que los doctores Fernando Morales Billini, Esther de Luna Trinidad, Celia Pérez Minyeti y Yulissa Ureña Cabrera prepararon una guía en conjunto con el Instituto Nacional de Coordinación de Trasplante (Incort) sobre los puntos de vista de las diferentes religiones acerca del tema.

“Llevar la adecuada orientación a la feligresía, despejando dudas y tabúes, nos permitirá reducir las causas que impactan negativamente al momento de tomar una decisión tan delicada y contribuirá a que muchos pacientes puedan acceder al trasplante gracias a la solidaridad y altruismo de nuestros ciudadanos” explica el director del Incort, doctor Fernando Morales Billini, a través de la guía ya mencionada. 

En el mundo existen diversas religiones, con sus reglas que las diferencian, pero algo en lo que tienen un punto en común es servir a un ente espiritual superior. Son muchos los temas de los cuales se puede hablar en la actualidad. Desde un punto de vista moral son aceptados porque a través de los años han evolucionado. 

Según el pastor y doctor Miguel Núñez, en la guía “Actitudes de las religiones frente a la donación y el trasplante de órganos y tejidos” expresa que en la Biblia no se encuentra algún pasaje que demuestre la imposibilidad de donar órganos de manera directa o tangencial para ayudar a cualquier enfermo que esté necesitando un trasplante de un órgano para seguir viviendo. Sin embargo, de lo que sí habla es de ayudar y pensar en los otros. 

Para los creyentes, su fuente consejera para las decisiones que tomen en la vida (dependerá de la religión) es la Biblia, el Corán y demás libros religiosos, a pesar del tiempo que tienen, estos manuscritos no tienen pasajes que hablen sobre las donaciones de órganos.

Iglesia evangélica

Sobre este tema, la iglesia evangélica aprobó “una resolución en la reunión anual de 1982 en la que alentaba a los miembros a inscribirse y llevar consigo la tarjeta de donación de órganos. Asimismo, la resolución recomendaba que se convierta en una política entre nuestros pastores, maestros y consejeros alentar a la concientización sobre la donación de órganos en todas las congregaciones”, señala la referida guía.

Iglesia católica

En cuanto a los católicos, “ven la donación como un acto de caridad y amor fraternal; además, consideran que donar es algo bueno que puede surgir de una tragedia y una manera en que las familias pueden consolarse ayudando al prójimo”. Citan al papa Juan Pablo II en la encíclica Evangelium Vitae quien señala: “La donación de órganos y tejidos se considera un acto de caridad y amor y los trasplantes son moral y éticamente aceptables para el Vaticano”.

Otras religiones

Otras organizaciones religiosas están de acuerdo abiertamente con el acto de donar órganos y tejidos; lo definen como un acto de amor y voluntad propia. En muchos estatutos aplicados hace años, sus líderes motivan a los feligreses a tomar la iniciativa de aplicar para ser donadores. 

En el islam para hacer un trasplante de esta índole, se necesita que el órgano provenga de un donante cadavérico, a excepción de que si el donante está vivo se tiene que asegurar que dicha persona no corra peligro. 

“La mayoría de los eruditos musulmanes pertenecientes a varias escuelas de ley islámica invocan al principio primordial de la salvación de la vida humana y permiten el trasplante de órganos como una necesidad para procurar este fin noble”.

Los protestantes “fomentan y animan la donación de órganos”. La fe respeta la conciencia personal y el derecho del individuo a tomar decisiones sobre su cuerpo. Las autoridades religiosas de las diferentes denominaciones que componen el protestantismo (anglicanos, luteranos, metodistas y reformistas) declaran que la donación de órganos permite una vida más abundante, reduce el dolor y el sufrimiento, y que es una expresión de vida en momentos de tragedia.

La Iglesia Episcopal en su 70 Convención General recomienda e insta a “todos los miembros de esta iglesia a que consideren seriamente la oportunidad de donar órganos después de la muerte para que otros puedan vivir y a que manifiesten en esta decisión con claridad a la familia, los amigos, la iglesia y un abogado”.

La Iglesia Metodista Unidos reconoce los beneficios de dar vida que brinda la donación de tejidos y órganos y, por lo tanto, alienta a todos los cristianos a ser donantes de tejidos y órganos.

En tanto que la Iglesia Adventista del Séptimo Día indica que “la donación y el trasplante son firmemente fomentados”, de acuerdo con los médicos “existen hospitales de la religión donde se llevan a cabo trasplantes”.

Asimismo, la Iglesia de los Santos de los Últimos Días (mormones) es partidaria de los trasplantes, al punto que tiene un departamento específico para apoyar los avances en esta práctica. 

Entre los órganos que pueden ser donados se encuentran los pulmones, hígado, corazón, páncreas y riñones, y dentro de los tejidos piel, huesos, segmentos vasculares, córneas, médula ósea y válvulas cardíacas. Las personas para ser donantes tienen que ser mayores de edad.

Por el contrario, los Testigos de Jehová están en contra de recibir transfusiones de sangre, aunque no tienen oposición a donar órganos o recibirlos, es importante para ellos saber que durante alguna operación no recibirán alguna transfusión o que cuando estén recibiendo algún órgano no tenga sangre de otra persona.

TEMAS -

Es licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Católica Santo Domingo.