Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Sermón de las Siete Palabras: “Esta pandemia nos ha igualado a todos”

Expandir imagen
Sermón de las Siete Palabras: “Esta pandemia nos ha igualado a todos”
Sacerdote Juan Bautista Cordero, de la orden de los Dominicos.

El sacerdote Juan Bautista Cordero, de la orden de los Dominicos, cuestionó hoy a quienes en medio de la pandemia de coronavirus que azota a la humanidad solo piensan en “llenar sus arcas” en detrimento de la población más vulnerable durante este período de emergencia mundial.

“Hemos tenido, en medio de esta crisis, que escuchar cómo ciertos elementos, haciendo gala de todo tigueraje y marrullería, no se les ha apretado el pecho para procurarse sórdidas ganancias a partir del sufrimiento de quienes están postrados ante esta pandemia”, expresó el párroco al pronunciar cuarta palabra “¿Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado?

“¿Cómo es posible que existan tales alimañas? ¿Cómo es posible que haya gente obtusa que tenga tiempo y espacio en medio de estas desgracias para pensar solo en llenar sus arcas a costa de la necesidad de la población en riesgo de enfermar y de morir en gran número?”, se preguntó.

El párroco criticó además el excesivo centralismo del aparato estatal y las funciones públicas que hacen que muchas instancias menores solo cuenten a partir de ciertos intereses y que muchas veces el pueblo sea solo “la piñata de la fiesta electoral”, al tiempo que llamó la atención sobre la necesidad de cuidar a la familia en estos momentos.

El sacerdote expresó estas críticas durante la lectura del Sermón de las Siete Palabras en este Viernes Santo, el cual hace alusión a las siete últimas frases que Jesús pronunció durante su crucifixión, antes de morir.

“Esta pandemia nos ha igualado”

El sacerdote Juan Bautista Cordero destacó como la pandemia del coronavirus, como un invasor invisible, ha borrado incluso las diferencias sociales.

“Mucho tiempo hemos estado cerrados al mundo que sufre la degradación por el maltrato a la creación de Dios. Y principalmente hemos estado aislados y muy atrincherados de nuestro prójimo, encerrados en nuestro individualismo, nuestra indiferencia, arrogancia y delirio de grandeza y de autosuficiencia que nos ha llevado calificar a unos y otros de primer mundistas, tercermundistas, etc. Ahora sin temor a exagerar y equivocarnos al proferir esta afirmación: nos hemos igualado en estos días”, afirmó.

TEMAS -