Sigue lanzamiento de desechos al río Yaque

  • La zona era vigilada por cuatro supervisores ambientales, pero fueron cancelados
Camiones van a verter desechos a la orilla del río. JOSé MANUEL RODRíGUEZ

Santiago. La contaminación ambiental se ha incrementado notablemente en los últimas semanas en el río Yaque del Norte, a su paso por esta ciudad, donde es vertida gran cantidad de basura y otros desperdicios, lo que preocupa a ecologistas y otros sectores de Santiago.

Una parte de los desechos han sido vertidos frente al puente de La otra Banda, donde hace varios días fueron retenidos varios camiones cuyos conductores fueron sorprendidos tirando desperdicios.

Esa zona era vigilada por cuatro supervisores ambientales, los cuales fueron cancelados, porque supuestamente se dejaban sobornar por personas que tiran basura en el área.

El procurador para la Defensa del Medio Ambiente en Santiago, Jacinto Mejía, dijo  que en las últimas semanas han sido multados varios propietarios de camiones por transportar desperdicios en esos vehículos contaminando las riberas del Yaque.

"Algunos comerciantes de Santiago mandan a votar la basura de sus negocios a orillas del río, contaminando todo el entorno", sostuvo.

El ambientalista de Santiago  José Medina advirtió que los desechos vertidos en el río contribuyen a degradar y a disminuir su caudal.

Proyectos abandonados

Los últimos proyectos iniciados por el Gobierno para rescatar el río Yaque del Norte a su paso por esta ciudad han sido abandonados, a pesar de la importancia de esa fuente acuífera para el desarrollo económico de la región del Cibao.

Los desechos industriales y descargas de aguas residuales que contaminan el Yaque han aumentado de forma preocupante en los últimos años, lo que lo ha degradado notablemente.

A finales del 2003, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulico (Indrhi) inició un proyecto de rescate con financiamiento del Banco Mundial y otros organismos internacionales.

En la primera etapa de ese plan se realizó un dragado para descontaminar las aguas y se construyó un muro de 3 kilómetros de largo y 4 metros de alto en el tramo comprendido entre La Otra Banda y Rafey para prevenir inundaciones, pero a los pocos días esos trabajos fueron abandonados.

La construcción de viviendas a orillas del Yaque representa otra seria amenaza. Según un levantamiento realizado en el 2005 por la Defensa Civil de Santiago, en los últimos 5 años más de 500 familias han construido sus casas en las proximidades del río en el trayecto que va desde La Otra Banda hasta Brisa del Norte.

Desalojo

El pasado año, el gobierno anunció el desalojo de esas familias para rescatar el acuífero, ya que esos pobladores contaminan permanentemente las aguas. Sin embargo, esa iniciativa se ha quedado en el limbo, porque el gobierno no dispone de viviendas para reubicar a esas familias provenientes  de sectores marginados.

La mayoría de las familias que contaminan el Yaque residen en el sector denominado Nueva York Chiquito, así como en los barrios La Otra Banda, y la parte baja de Bella Vista.

20110628 http://www.diariolibre.com

+ Leídas